Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

jueves, 6 de mayo de 2010

8.1 Pesadilla


Todo estaba obscuro, pero sentía mis pies moverse. Doble a la izquierda y escuche como se abría una puerta en la cual salió una potente luz pero poco a poco bajo el tono. Quise detenerme, aguantarme de la pared o cualquier cosa, pero toque algo cálido.
“Terminará pronto.”- al escuchar la voz de Jake me tranquilice, pero mire a mí al frente algo que hizo que volviera a preocuparme.
Entramos y ahí estaban, los protagonista de mi pesadilla personal, los Volturi. Frene pero Jake me aguanto muy fuerte la espalda con intención de aguantarme por si hullera, lo mire aturdida pero solo se sonrió. Deje escapar un suspiro, mire a mi lado y mis padres se acercaron, quedando enfrente de nosotros. Era un triangulo, ellos hacían la ultima parte de ello. Ellos empezaron a hablar y a explicarles mi problema. Los Volturi escucharon atentamente, hasta que vi como uno de ellos se acerco velozmente y arrastro a Jake separándolo de mí. Me tomaron fuertemente por el brazo, me amararon las manos hacia arriba, levante mi mirada y vi a Jake quien estaba igual que yo. Se acercaron a él con un cuchillo en la mano.
“¡No!”- grite entre lágrimas.
“Escúchame Nessie, pase lo que pase… siempre te amare.- lo dijo muy confiado de que saldría viva.-”
Jale mis brazos lo que ocasiono que me lastimara. Mire de reojo a mis padres pero deje de hacerlo y volví a ver a Jake. El vampiro lo mato como si fuera un objeto, algo fácil de terminar. Baje la mirada y no me importo que fuera la siguiente. Bella soltó un grito, levante mi mirada y los vampiros habían creando una gran fogata y dentro de ella estaban los restos de Edward, después lo hicieron con mi madre.
“Perdóname, por favor hija.- dijo Bella antes de que la mataran. “
“¡Mamá!”- grite pero ella ya no existía.
“¿Quién quiere vivir con este cargo de conciencia?”- musito Aro.
Aro le quito el arma al vampiro y se dirigió a mí. Estaba muy cerca algo que me hizo moverme y tratar de zafarme aunque ya había perdido a las únicas personas que quería. Ya iban a matarme pero me levante de un brinco. Mi respiración estaba acelerada y sentía un fuerte dolor. Mire a mi lado y ahí estaba él. Recostado a mi lado, no estaba durmiendo, se veía reflexionando. Cerré mis ojos para calmarme y poder dar los buenos días a Jake. Me acerque a él y le di un beso en la frente. Sus ojos me miraban detalladamente, lo que hizo que me preocupara por mi expresión. Pensé por un momento si mi rostro se veía aterrado aun, pero el solo me devolvió el beso.
-¿Qué cambiarias de esto?- le pregunte mientras me acomodaba en su pecho.
-¿Cambiar qué?-
-Esto, lo que estamos pasando. Nuestra historia.-
-Ahh Nessie.- dijo apretándome más a él.- Lo primero que cambiaria seria que este mundo fuera normal. Que no existieran vampiros, y licántropos y cualquier ser sobrenatural que desconozca. Si pudiera cambiar esto sería el hombre más feliz del mundo.- yo solo suspire con el hecho de que ambos anhelábamos lo mismo, ser libres.
-Esa era la contestación que quería escuchar. Solo quería confirmar si ambos deseamos lo mismo.-
Nos mantuvimos en silencio desde ese momento. Era un poco extraño no seguir desahogándonos pero parecía como si cada uno analizara cada palabra que había salido a la luz. No había pensando hacerle esa pregunta a Jake, pero algo en mi me hizo que la hiciera como lo hacía con mis tíos. Aun recuerdo cuando fue la primera vez que me preguntaron de eso.
Flash Back
Jugaba con el tío Emmett un juego electrónico que él había comprado nuevo. Le había ganado dos veces y él una. Estaba un poco cansada de lo mismo pero él quería la revancha. Después apareció el resto de la familia lo que me hizo preguntar que había visto mi tía Alice. Seguimos jugando hasta que Rosalie entro por la puerta principal con un traje de baño. Mi tío se volteo un segundo lo que me ayudo a ganar. Todos nos reíamos y Emmett no dejaba de quejarse y gritar que éramos unos tramposos. Mis padres llegaron a mi lado y mi madre me sentó en su regazo. Rosalie explico que quería que fuéramos a nadar en el lago que estaba cerca. De repente todos desaparecieron de la sala y cuando los pude ver nuevamente ya se habían cambiado. Mis padres pidieron un segundo para poder cambiarnos. Así que acordamos encontrarnos en el lago. Mientras mi madre me ponía un traje de baño mi padre estaba poniendo en un bolso unas cositas para que yo pudiera jugar si me llegara aburrir. Al cabo de unos segundos ya estábamos listos y ya estábamos montados en el volvo. Al llegar todos nos metimos al agua con balsas y los chicos empezaron una carrera de natación. Fue divertido ver como mi abuelo les gano a todos, y como mi tío Jasper no gano por cuestión de segundos. Yo salí del agua a comer algo y mi tía Alice se ofreció a acompañarme. Nos sentamos al frente, viendo a nuestra familia relajada y tranquila.
-Tía, ¿Qué le cambiarias a nuestras vidas?- ella me miro un poco extrañada pero después se quedo pensando en que decirme.
-Bueno creo que lo que cambiaria seria la injusticia. Cambiaria la razón por la cual los Volturis llegan a obsesionarse por algo que si no lo consiguen lo matan y también cambiaria a tu madre en el aspecto de que le guste más ir de compras. – Me reí con ella y me miro con esa sonrisita angelical.- ¿Y tu que le cambiarias?-
-No lo sé, pero creo que cambiaria lo que somos. Porque por ser vampiros no podemos quedarnos cerca del abuelo Charlie y no puedo ver a Jake ni a ninguno de sus amigos. Es muy frustrante no poder ser… normal.- ella dejo de sonreír y me miraba con tristeza.
-Escucha Nessie, por algo existe esto de ser vampiros y licántropos. Por algo existe tu raza, todo tiene sentido en la vida. No te sientas maldita ni nada por el estilo, porque mira tienes una amorosa familia que te durara para siempre. Sabes a veces llego a pensar que en un futuro alguien necesitara a la familia Cullen, alguien nos pedirá ayuda. De algo servirá lo que hacemos.-
La escuche como si escuchara a otra persona u otro miembro familiar. No era la misma tía de siempre, debe ser que el tema era uno el cual esperaba hablar conmigo. A l mejor hizo todo el revolú con el tío Emmett.
-Por eso hiciste que la tía Rose llegara en traje de baño no.-
-Sí, lo vi hace dos días. Pero ayer se veía borroso y esta charla era importante para mí. Vi que todo se perdía por culpa de Emmett, que él te ganaba por distracción de mi amoroso esposo y te llevaba a comer mantecado para que no te sintieras mal por haber perdido. Así que actué rápido, le pedí ayuda a Rosalie la cual acepto sin ningún problema.
Nos empezamos a reír lo que hizo que el resto de la familia fuera a buscarnos. Me quede en una balsa con mis padres en cada lado. Todos me contaban cosas de sus vidas y yo atendía como si me contaran un cuento de hadas.

Jake me movió un poco lo que me hizo alejar ese recuerdo de mi mente. Lo mire un segundo y se veía mejor que hace unos minutos atrás. Nos bajamos y nos quedamos abrazados recostados del auto. Yo me dedique a ver el lugar pero Jake hablo.
-Vamos que nos esperan.-dijo mientras su barbilla se posaba en me cabeza.
-Se puede saber quién-
-Bueno mientras esperaba que mi princesita se despertara encontré una posada.- fruncí un poco el seño pero el volvió a hablar.- Sí, se que te preguntaras porque no nos quedamos en un hotel, pero aquí no hay ninguno cerca. Y estamos más cerca de mis padrinos y no me quiero arriesgar. Alquile dos cuartos para bañarnos, arreglarnos para presentarnos formalmente a nuestros futuros abogados.-
-Ahh y ¿Cuándo los vamos a ver?-
-Mañana por la mañana.- en cuanto me lo dijo puse una cara de preocupación y me levante un poco para mirarlo.- No tienes que caerles bien. Lo importante es que le caigas bien a mi padre y eso fue pan comido.-
-Pero claro que importa, ellos son parte de la familia como quiera.-
-Como digas.- me dedico una sonrisa que me hizo calamar.- Vamos que solo faltabas tú, me quede a esperar a que te levantaras.-
-Está bien.-
Cuando entramos nos recibió una señora mayorcita, se llamaba la Sra. Anderson. Nos dio las llaves y creo que lo hizo inconscientemente o por lo menos quise pensar así. Mi cuarto era el primero al subir las escaleras y el de Jake era el último del pasillo. También la puerta de Jake hacia ruido en abrirla y cerrarla. La mire para agradecerle por mostrarnos los cuartos pero estaba mirando a Jake tratando de no reírme. Gire la vista hacia Jake quien estaba sonriendo, me despedí con la mano y entre. Me quede observando el cuarto, me quede sorprendida lo muy rosado pero demasiado rosado que era. Las sillas, las sabanas, las almohadas, las mesas de noche hasta el baño era rosado, algo exagerado. Me sentía una niña en su cuarto de princesa solo que sin su príncipe al lado. Me bañe y me vestí, baje viendo que la señora tenia visitas. Era una mujer no muy alta, su cabello era negro lacio y su piel era un poco morena. El hombre era moreno, su cabello era marrón y era más alto que la mujer.
-Buenas noches.-dije muy amable, me sentía un poco nerviosa ya que no los conocía y Jake no había bajado aun.
-Hola querida. Quiero presentarte a mis vecinos de al frente.- la señora se acerco a mí, me jalo hasta llegar al frente de esas personas.
-Buenas noches, yo me llamo Jesica y mi esposo Jack.-me dijo chica estirando su mano al frente para saludarme cordialmente.
-Mucho gusto, yo me llamo Nessie.-ni por mi cabeza se me ocurrió decirles mi verdadero nombre. Me miraban de arriba abajo, me sentía incomoda.
-¿Y usted vino sola? Una muchacha como usted no puede estar sola.-me pregunto Jesica muy curiosa y al mismo tiempo me dio más miedo.
-No, vine con mi esposo.- ¿Nessie qué hiciste?- Es que esta arriba en su cuarto cambiándose.- no podía creer la mentirota que dije por haber tenido un momento de miedo con Jesica. Mire hacia arriba pensando cuando mi supuesto esposo iba a bajar.
-¿Qué hacen una pareja en este lugar?- me pregunto Jesica
-Bueno, venimos de Luna de miel.-dije pensando en que mas iba a venir
-¿Por qué vinieron a este lugar? Bueno no es que este lugar sea feo pero no sé, creo que un hotel hubiera sido mejor.- dijo insistiendo. Era algo aterrador ya que ella era la única haciéndome el interrogatorio porque Jack apenas asentía.
-Ya la comida esta lista, pueden pasar al comedor.- me alegre para mis adentros
-Que bueno.- dijo Jack caminando hacia el comedor
-Yo voy a buscar a mi esposo.- dije empezando a subir las escaleras
-No, yo voy y lo busco, tú ve a comer.-me dijo la señora Anderson jalándome el brazo para que bajara.
-No, yo lo busco. Es que a mi…- aclare mi gargante y baje la mirada.- A mi esposo, es que no le gusta que lo interrumpa y se pone rabioso.- jalando mi brazo para que me soltara. Subí y toque la puerta-Jake ¿Estás bien?- le pregunte al mismo tiempo abriéndola puerta, el estaba en una esquina del cuarto como si tuviera miedo.- Jake ¿Qué te pasa?
-Nos encontraron.-
-¿Qué? ¿Quién?- él se quedo callado lo que me preocupo.- Jake no estoy de buen humor para…-
-No no solo escúchame. Yo estaba sentado y hablando con mi padre por teléfono y él me dijo que mi hermana se escapo con Paul. Yo le dije que cuando volviera lo iba a buscar y que lo iba a matar. Después le colgué a mi padre y me asome a la ventana y estaba viendo a las personas entrando y saliendo de las tiendas y me fijo en una tienda, cuando salen una pareja y eran ellos dos Nessie. Es imposible que nos encuentren. Ellos ni siquiera saben que tú eres mi novia.-
-Bueno a lo mejor es solamente casualidad.-
-Puede ser una casualidad, pero no nos pueden ver Nessie. Si nos ven él llamara a Sam, Sam pondrá a todos los licántropos a buscarme y tu familia se dará cuenta que algo ocurre y sabrán si nos encontraron. No podemos coger el riesgo.-
-Está bien, pero vamos a bajar sí. Ya la cena esta lista y nos están esperando, tenemos visitas. Son los vecinos de al frente.
-Ok, vamos, antes que la señora Anderson venga a buscarnos.- bajamos los dos juntos y se me había olvidado que supuestamente estábamos casados.
-Jake tengo que decirte algo.-le dije en voz baja pero el bajo tres escalones antes que yo.
-¿Qué cosa?-
-Al fin bajaron, pensé que no iban a cenar.- dijo la señora Anderson
-No es que Jake estaba hablando por teléfono con su padre y pues yo aproveché la ocasión y lo salude.- en ese momento toque a Jake y me miro sorprendido.
-Bueno pasen que vamos a servir la comida. Ahh Jake ellos son mis vecinos.- Jake aun estaba en shock
-Es un gusto, me llamo Jacob.- saludo mirando el piso
-Es un gusto yo me llamo Jesica y el es mi esposo Jack.-
No sentamos, en mi lado derecho estaba la señora Anderson, en mi izquierdo estaba mi amoroso esposo y bueno al frente estaban Jesica y Jack. La señora Anderson se llevo a Jesica a que la ayudara a buscar la comida y Jack se había ido a contestar su celular. Así que Jake y yo estábamos solos
-¿Tú y que ya no estabas cansada de las bromas? Me puedes decir ¿Por qué supuestamente estamos casados? -
-Lo siento es que esa Jesica me pregunto muy seria si vine sola y lo mejor que se me vino a la mente fue convertir mi novio en esposo.-
-Ahh, Nessie yo no puedo hacer esto, porque no mejor decimos que tú tienes una enfermedad de que inventas cosas o lo que sea.- lo mire muy seria.- Esta bien pero hay un problema, no tengo anillo.-
-No te preocupes puedes…-
-La cena esta lista.-dijo la señora,
-Chicos, pueden esperar a que estén solos.- Jake y yo nos pusimos rojos del bochorno. Después de unos segundos Jack había vuelto y estábamos todos reunidos en la mesa
-Jake no te preocupes, yo te voy ayudar.-le dije enseñando mi mano
-Así que Jake ¿Por qué están en este lugar en vez de estar en un hotel?-volvió a preguntar Jesica, así que toque a Jake
-Bueno, es que vamos a quedarnos en casa de unos familiares, para celebrar. Pero es muy lejos así que decidimos descansar aquí.-
-¿Y muchachos, porque se casaron tan jóvenes?- pregunto la señora.
-El amor. No podía dejarlo. El es como mi aire y no pude resistir en cuando me lo pidió.- dije cogiéndole la mano a Jake. Pero el me miraba muy serio. Los presentes se tomaron un respiro, cada uno se hecho un bocado, tomaron vino y volvieron a mirarnos.