Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

martes, 1 de junio de 2010

8.4 Discusión





Nos quedamos acostados un buen rato, mi cabeza estaba recostada en el pecho de mi novio. Pero teníamos que ir al cuarto de Jake para sacar sus cosas antes de que Paul las vieras. Me enojaba que no pudiéramos estar solos más tiempo. Se sentía tan bien estar recostada sobre él, pero teníamos que movernos. Nos apresuramos e hicimos todos los cambios. Todo iba bien, la señora Anderson nos dio muchas corchas y almohadas. Ayude a Jake a preparar su “cama” hasta que quedo lista, le di un beso de buenas noches y me fui a dormir. Después de unas horas dormidas me levanto una pesadilla que se parecía a la que tuve primero. Levante mi mirada, dabas respiros profundos para calmarme. Pero un ruido me hiso buscar la presencia consiente de Jake. Estaba asustada, con solo pensar que eran ladrones me entraba pánico. Cuando iba a despertar a Jake él no estaba. Pensé que hacer, así que me levanté y decidí bajar. Era extraño que no estuviera en la recamara pero a lo mejor fue a tomar algo. Cuando estaba a pocas escaleras escuche la voz de Jake. Así que me acerque para ver que estaba pasando. Visualicé dos sombras mas además la de Jake. Pero la voz de la otra persona hizo que se me erizaran los pelos. Me acerque al ver como Jake discutía con Paul mientras Rachel se encontraba sentada en una silla cerca de la fogata.
- ¿Qué está pasando aquí?- dije asomándome.
-Nessie ¿Qué haces aquí? Sube y vuelve a la habitación.- me ordeno Jake.
-¿Pero, qué pasa?- volví a preguntar, Rachel me veía con molestia y Paul trataba de no salir corriendo para caer encima de mí.
-Nessie solo hazme caso, sube y ya.- me volvió a ordenar Jake.
-Si niñita, vuelve a la habitación. Si no quieres ver a tu noviecito con rasguños- me decía Paul apartándose de Jake y dando un par de paso a mi dirección.
-No voy a subir a ningún lado. Ustedes no son mis dueños. Yo voy a subir cuando mi novio suba.-
-Pero que romántica te salió tu noviecita hermano.- decía Rachel parándose de la silla
- Por lo menos me preocupo por él.-dije acercándome un poco en donde él estaba
-Mira niña Cullen, lárgate antes que salgas lastimada.- decía Rachel
-Rachel ¿ya sabes qué?...- pregunto Jake confundido
-¿Qué sé qué? ¿Qué esta es familia de tu primer “Amor”? Claro que lo sé. Ninguno de ustedes me dijeron nada. Pero en cambio Paul tuvo la decencia de decírmelo. Por razón te olvidaste de esa tipa. Si te metiste con la hija de Edward.- cuando la escuche algo en mi me causo terror.- Paul me explico todo, porque ustedes existen. Me conto de los fríos y que está es mitad vampiro y mitad humano. Admito que me costó creer todo esto pero si existen hombres que se enamoran de la hija de su primer amor claro que pueden existir licántropos y vampiros. Jake esto es…-
- Rachel, ya medio mundo nos han dicho que es asqueroso o lo que sea. Que lo nuestro es imperdonable, pero pasó. Nos enamoramos y ni tu ni nadie ni nada nos van a separar.- dije casi gritando
-Mira…- empezó Rachel
-Ya basta. Dejen de pelear por una noticia vieja. Vamos a volver a lo que estábamos, eso es lo primero. Lo segundo, Cullen otra vez te digo que te largues de aquí.- decía Paul un poco tranquilo
-Por favor Nessie, sube yo te alcanzo más tarde.- Jake creía que me iba a convencer, al parecer no notaba que entre mas insistieran mas me preocupaba y la negación aumentaba.
- Jake ¿Qué diantres está sucediendo? - volví a preguntar.
-Mi amor no pasa nada. Es que estoy hablando con ellos dos.- decía Jake acercándose a mí.- ME estaban explicando porque huyeron de la Push.- eso tenía sentido para que estuvieran los ánimos cargados.
-Bueno si están hablando nada más, me quedo.- dije satisfecha y al mismo tiempo caminando al centro
-¡Lárgate, lago Ness! No tienes nada que hacer aquí. Si no te vas yo hare que te vayas.-Me dijo Paul muy furioso y acercándose con intenciones de arrancarme el orgullo, si puedo decir que me quedaba para hacerles saber que si Jake le pasaba algo a mi me tenía que suceder lo mismo, ya que estábamos en el mismo bote.
-No le hables así. A ti no te gustaría que le hablara así a Rachel. Respétela Paul, por más que tú la odies ella es una mujer.- decía Jake defendiéndome, me sorprendí que le dijera eso a Paul pero sus palabras hicieron que mi corazón palpitara más rápido.
-Claro que nunca la hablaras así a Rachel, porque es tu hermana. En cambio ella es un enemigo- Jake desvió su mirada a Rachel, se veía un poco frustrado a lo que iba hacer pero sé que Jake cumple con lo que se propone.
-Rachel por tu culpa nuestro padre casi le da un infarto cuando ve que te escapaste con la basura de Paul. Quiero que sepas algo Rachel, si mi padre llega a morir por alguna de tus estupideces yo te mato. Cargaras la culpa tu solita. De ser así, mi única familia seria Nassie, la familia de Seth, ha y mis padrinos. Y serias solamente una piedra del camino, que fácilmente con patearla se esfuma fácilmente. Aunque sola te esfumas, es lo que has hecho todos estos años. Cuando nuestro padre mas te necesitaba tú te fuiste más y más lejos. En universidades lejanas, para no hacerte cargo de la única persona que te quería. Te tengo una pregunta ¿Por qué volviste a casa si se suponía que estabas en la universidad? -
-Ahh, tu…- empezó ella pero Jake no la dejo.
-Yo te voy a contestar, un día llamaste a mi padre pidiéndole más dinero. Pero tú más que otra persona sabia que ese dinero era mío y sigue siendo mío. Pero no, tú querías aparentar cosas que no son. Por eso cuando volviste, MI padre no se sorprendió para nada porque ya sabía que venias. Atrasaste tus estudios por tratar de sacarle más dinero o más bien dicho sacarme más dinero.-
-Basta Jacob Black, cállate en este mismo instante.- ella tomo un segundo para poder respirar y limpiarse las lagrimas que se les había escapado.- Si mi padre llega a morir por mi culpa yo me quedare con toda la culpa siempre. Pero no me tenías que restregármelo en la cara. Y más bien regrese porque necesitaba el apoyo de mi familia. Estaba desesperada por los estudios, las chicas que vivían al lado mío fueron víctimas de un robo. Casi las violan pero no les dio tiempo. Cuando me entere me entro pánico, con solo pensar que podría sucederme a mi después, tenía miedo Jake, miedo de no poder verlos otra vez, necesitaba a mi familia.- decía Rachel, cada vez que respiraba sus lágrimas salían a mares. Jake fue cerca de su hermana se podía ver que estaba apenado.
-Lo siento mucho. No quería hacerte esto pero tú siempre eres la fuerte de la familia. Tu pudiste alejarte de casa y te independiste en cambio yo me quede.- decía Jake abrazándola con toda su fuerza, técnicamente.
-Es tu obligación Jake. Eres el jefe de los quilates tienes que dirigirlos.- Jake se polarizó.- Se que tienes que ser parte del grupo, como papá.- mientras Rachel y Jake se pedía perdón Paul se acercaba a mí.
-Ya viste lo que hiciste lago Ness. Eres causante de que dos hermanos llegaran a pelearse e incluso de separarse.- Paul me decía muy bajito, que solo yo lo escuchaba.
-Yo no los separe, más bien dicho tú los separaste. Quien te mando contarle toda la historia y faltarme el respeto. Y que te quede muy claro, el que sobra en esta conversación eres tú. El problema es con Jake, Rachel y yo.- yo le decía con furia y cuando me iba a ir el me jalo muy fuerte por el codo.
-Estas equivocada sabandija. Ya soy parte de la manada y Jake es el alfa y su hermana lleva sangre, pero tú no. Eres del partido enemigo, eres una semi vampira que es peor. Sabes, de todos nosotros tú eres la que sobras. Si no hubiera sido por Jake te hubiéramos matado.-
-Pues Jake está con su hermana en la otra esquina de la habitación, así que te da tiempo de matarme Paul. Hazlo, véngate de una vez, aunque no se dé que quieres vengarte. ¿Qué esperas?- no sabía cómo pude sacar todo ese enojo pero no soportaba mas sus indiferencias hacia mí.
-Aléjate de ella Paul.- decía Rachel todavía en la otra esquina en brazos de su hermano.- No le hagas daño, ella ama a mi hermano y mi hermano la ama a ella. Así que déjala en paz. Déjalos con su error.- cuando termino Jake soltó una pequeña risita.
-Como digas.- dejo alejándose.- Ella no vale la pena.- mientras Paul se alejaba Jake se acercaba.
-Mi amor, estás bien. ¿No te hizo nada?-me preguntaba Jake mirándome el brazo.
-No cachorro, no me pasa nada.- le dije dándole un beso en la frente y un abrazo. Pero escuchamos un ruido. Parece que la señora Anderson nos había escuchado así que actuamos rápido. Jake y yo nos sentamos juntitos en el sillón más grande y Paul y Rachel en el piso cerca de la fogata. La señora apareció aun dormilona y con los ojos un pocos escondidos por la luz de la fogata.
- ¿Qué hacen ustedes despiertos a esta hora del día?- sonaba disgustada.
-Perdón ¿del día?- pregunte confundida.
-Sí, son casi las dos de la mañana.-
-Perdón señora Anderson por despertarla. Es que ninguno teníamos sueño y empezamos hablar de todo un poco.- dijo Rachel
-Ahh, me imagino que se estaban recordando de lo que sucedió en el hotel.-
- ¿Qué cosa con el hotel?-pregunto Paul
-Bueno, que el dueño de un hotel los saco a patadas por las barbaridades que hicieron ustedes dos, ya saben....- me sentía muerta en ese momento.
- ¿Nosotros?-pregunto Paul, pero Jake le hizo señas a su hermana.
-Acuérdate corazón, aquel dueño, del hotel.- empezó a decir Rachel mirándonos muy enojada
-Así, aquel dueño loco del hotel- dijo Paul casi en susurros y nos miro fijamente.
-Escuche unos ruidos lo que me asustaron y de repente escuche en una muy duro el “lago Ness”, lo que me hizo dudar de lo verdaderamente sucedía acá abajo.-
-Si es que Paul decía que le tenía miedo al lago Ness.- dijo Jake besándome la cabeza
-Cuando era niño. Pero ahora mismo me metería con uno en la cama y sin una luz prendida y no me daría miedo.- dijo Paul mirándome y Jake me abrazo más duro y mirándolo muy serio y Rachel le dio un codazo a Paul.
-Bueno como sea, empezamos a acordar de los cuentos de ese monstruo del lago, para averiguar si de verdad el perdió el miedo en ese monstro.-dijo Jake terminando la historia que hacía parecer a Paul como un idiota.
-Bueno regresen a sus cuartos. Mañana sigan hablando, es súper tarde.- nos ordeno la señora Anderson subiendo las escaleras.
-Mira Jake me voy a la cama porque no quiero que la señora Anderson nos descubra, pero esta conversación no ha terminado.-le dijo Paul a Jake bostezando.
-Es verdad cachorro, tenemos que dormir. Acuérdate que mañana vamos a visitar a tus padrinos.- le dije jalándolo.
Cuando entramos al cuarto Jake se acomodo en el piso con todas las corchas que nos dio la señora Anderson y yo en la cama. Pero no podía dormir en ese estado. Así que me levante y me acosté con Jake. Además de que tenía frio quería seguir a su lado.
-¿Qué haces?-
-Procurándome de que no te me vallas a ir otra vez.- le dije con los ojos cerrados y acomodándome a su lado.
-No es una mala idea tener tu propio guardaespaldas.- su comentario hizo que me saliera una gran sonrisa.
-Te amo. Eres lo mejor que me a pasado en mi vida.- le deje saber mientras él me daba un beso en la frente.
-Es lo mejor que has dicho desde que estamos en el cuarto.- lo último que sentí fue a él arropándome con sus brazos.