Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

viernes, 25 de febrero de 2011

15.1 Encontrando un Salvavidas



John nos guió por esa mansión. Este lugar parecía antiguo, todo lo que tiene, todo lo que le rodea es antiguo. Solo faltaba que los vampiros que están reunidos allá abajo utilizaran trajes y ropas medievales. Subimos las escaleras, caminamos para el lado derecho. Caminamos por un pasillo para doblar otra vez pero a la izquierda. Para encontrarnos con un pasillo pequeño. Había como cuatro habitaciones. John se detuvo.
-Bueno esta habitación.- dijo señalando la primera a la derecha.- Es mía, la del al lado era de Heilyn pero ahora está vacante. Nessie, Jake les recomiendo que se acomoden en las habitaciones de al frente. Hay una vista preciosa, especialmente de noche.- cuando ellos iban a entrar a su recamara Heilyn hablo.
-Jake ve a la primera, Nessie a la segunda.- y cerró la puerta.
-Bueno yo iré a desempacar.- dije cortante. Camine hasta la habitación y me quede estática. Era gigantesca. Jake llego a mi lado y estudio la habitación.
-Es una habitación grande. Estoy acostumbrado a algo más…-
-¿Pequeño?-
-Acogedor, pero pequeño le va.- me dio un beso en la cabeza y se fue a su cuarto. Yo entre y me puse a acomodar. No tarde mucho realmente. Abrí la puerta del balcón, el cual era un poco espacioso. Pero era perfecto. Volví a entrar y me tumbe en la cama. No sé qué pasó después, solo sé que me quede dormida.

-¿Puedo pedir lo que quiera?- le pregunte a mis padres mientras veía una estrella fugaz.
-Sí amor, lo que quieras. Pero no puedes decir tu deseo en voz alta porque si no, no se cumplirá.- dijo mi mamá mientras me cogía para cargarme. Me dio un besito en la mejilla y me abrazo. Mi papá me beso la cabeza al mismo tiempo que yo cerraba los ojos.
“Deseo que pueda ver a Jake otra vez”
Cuando abrí los ojos mis padres estaban sonriendo, esperando a que terminara de pedir mi deseo.
-¿Ya?-
-Sí papi.-
-Espero que se te cumpla corazón.- dijo mami.
-¿Y si no se cumple?- pregunte triste.
-Bueno a veces los deseos los debes lograr por tu cuenta. Mírame a mí, desee en un momento de mi vida el amor de mi vida y tuve que mudarme con tu abuelito para poder conocer…-
-¡A papi! Pues se me cumplirá aunque deba ir a buscarlo yo.-
-No te apresures, aun debes esperar un tiempo a ver si se te cumple solo.- dijo mi papá cuando entrabamos a la casa. Tal vez debía esperar porque los aeropuertos no dejaran que una niña compra un boleto sin un adulto.


En un momento de mi descanso alguien tocaba la puerta. Cuando abrí los ojos me extraño no estar en casa de los padrinos de Jake por lo que recordé que estábamos en casa de Clarence. Cerré un momento mis ojos, no era la primera vez desde que me fui de casa de mis padres que soñaba con ellos. Recuerdos que me hacen pensar en todo lo que he vivido. Camine hasta la puerta y era Jake.
-Nessie debemos bajar. Clarence quiere saber la verdadera razón de nuestra visita y nos darán de comer.- dijo lo último con una sonrisa.
-De acuerdo.-
Bajamos cuidadosamente, claro que John y Heilyn nos esperaban al comienzo de las escaleras. Caminamos todos juntos hasta una sala muy acogedora. Nos sentamos y en un segundo Clarence hizo entrada con Edmund y Leslie. Clarence se sentó al frente de nosotros mientras los otros dos se quedaban de pie.
-Chicos quiero presentarles a Leslie Daqua. Es una de las nuevas. Es italiana y a Edmund ya lo conocen.-dijo Clarence.- Bueno ya saben porque los cite aquí. Sé que ustedes no vienen a Italia desde que dejaron a los Volturis. Así que…- miro fijamente a John quien hizo una mueca.
-Jacob está enamorado de Nessie y Nessie de Jacob.- dijo muy tranquilo.
-Me alegro, Jacob es un hombre joven. No veo el problema de que se enamore de Nessie.- dijo como si estuviera explicándole a un grupo de niños de cinco años.
-Nessie es Renesmee.- dijo Heilyn.
-¡¿En qué demonios están pensando?!-
-Veo que es un problema que Jacob se enamore de Nessie.- dijo Jake hablando de él mismo en tercera persona.
-¿Es una broma?- dijo ahora mirándonos.
-No, no lo es.- dijo John. Los padrinos de Jake volvieron a contar la historia de nosotros. Tal y como nosotros se la contamos. Clarence escuchaba atento, Leslie nos miraba asombrada y Edmund mantenía la misma expresión.- Necesitamos saber cómo están las cosas con los Volturis. Que podemos hacer para que dejen a Nessie y a Jake tranquilos.-
-Bueno lo que pueden hacer es irse lo más lejos de Italia y vivir sus vidas sin que ellos se enteren.- contesto él.
-Sabes que se enteraran y los matarán. Ellos no son idiotas Clarence.- dijo Heilyn un poco enojada.
-¿Y como se supone que saldrán de ahí con vida? ¿No se han parado a pensar que le pueden pedir a cambio que vuelvan a la guardia?- los padrinos de Jake se miraron y John hablo, tal vez vio la acción que hará Heilyn en el futuro.
-No importa, haremos lo que esté a nuestro alcance.-
-¿Qué opina Carlisle de esto?- pregunto.
-Bueno la familia no apoya del todo su relación, como te dije hace un momento. Ellos tuvieron que huir de su hogar.- Clarence bajo la cabeza.
-Bueno mi abuelo nos apoya. Antes de llegar a Heilyn y a John él nos encontró. Pensé que nos haría regresar pero no fue así. Nos ayudo, nos dio dinero, nos dio su confianza. También la confianza de mi abuela.-
-Chicos deben saber algo. Los Volturis no dan nada sin recibir algo a cambio. ¿Saben que les pueden pedir algo que les cueste mucho? Y no hablo de dinero. Conviví con ellos, tu abuelo saben lo que son capaz de hacer. Tu familia lo sabe. Heilyn y John lo saben, yo lo sé. ¿Por qué creen que son los vampiros más odiados y tenebrosos del mundo? ¿Por qué creen que Italia está vacía de vampiros como nosotros? Nos ocultamos de ellos, los evitamos. Entre más lejos estén de Italia más lejos estarán de su poder.- yo me sentía decepcionada, se que él tiene razón, pero no hay salida.
-Perdón que me meta pero Clarence tiene razón. Si los Volturis no tienen piedad con los de su bando no me quiero imaginar con ustedes. – nos quedamos en silencio. Yo trataba de buscar el lado bueno de las cosas y el único que se me ocurrió fue tener a este par de vampiros apoyándonos en todo esto. Mire a Jake, quien claramente estaba enojado o mejor dicho enfurecido. ¿Y quién no lo estaría? Pero no podía estar alterada cuando Clarence podía cambiar de idea sobre nuestra relación.
-Eh… esto…- no pude terminar la frase ya que Jake me interrumpió.
-La amo y hare lo que sea para poder estar juntos. La separaron de mí una vez y no permitiré que lo hagan otra vez. Si tengo que ir con esos chupasangres y matarlos con mis propias manos lo hare para poder estar con ella lo voy hacer. – cuando termino de hablar todos los miraban sorprendidos, en especial yo. Estuvo casi dos ignorándome y ahora dice esto que me deja más confundida y sobre todo mas enamorada.
-Veo muchacho que no lograre cambiarte de parecer.- respondió Clerence.- Los ayudare, pero debemos esperar a que lleguen e resto. Se fueron para Asia a visitar unos aliados. Ellos saben muy bien cuál es la situación de los Volturis.- Heilyn se levanto y lo abrazo.
-Sabía que no nos abandonarías.- John sonreía, Jake tomo mi mano y la beso, a lo que yo sonreí como una boba. Pero a parecer Edmund no compartía el pequeño momento de paz.
-¿Y ahora qué? ¿Vamos a ir a Montepulciano para morir por este par? Creo que tengo aun cosas que hacer en mi eterna vida.-
-Nadie te ha invitado Edmund, no tienes vela en este entierro. Ademas nadie te obligara a ir. Aunque debo decir que me decepciona escuchar eso.- Clarance le dio un beso en la mejilla a Heilyn y salió del estudio. Todos se quedaron callados, esperando.
-La comida estará lista en unos minutos.- nos anuncio Leslise. Yo asentí y estoy segura de que Jake también lo hizo.

lunes, 10 de enero de 2011

14.3 Vampiros ¿Buenos?


No sé cuánto tiempo pasamos en al auto, ni siquiera se en donde estamos. Pueda que estamos fuera de Italia y no me he dado cuenta. Jake está sentado en el otro extremo del auto, mirando con mucha atención el panorama. Heilyn no deja de dar algunas miradas a su marido. Quien no deja de mirar el auto de Edmund. Y al parecer ninguno tiene planeado comenzar una charla o algo semejante. Así que me dedico a pensar o articular. Cierro los ojos, trato al menos de dormirme o algo. Y de la nada comienzo a sentir que algo camina por mi brazo, miro con curiosidad y es un insecto. Lo sacudo, cuando cae al suelo lo piso, logrando las miradas de todos, Heilyn me mira confundida, Jake pareciera que le va a dar un infarto y John me mira por el retrovisor.
-Lo siento.- dije y todos volvieron a adoptar la misma forma que antes. Miro el suelo a ver si la cosa esa está muerta y claramente lo está. Y también está el bolso de Heilyn virado. Tal vez le di sin darme cuenta. Comienzo a recogerlo, tiene un cepillo, un espejo, un celular apagado, unas cartas y su billetera. Lo guardo todo, pero se cae un anillo. Es muy hermoso, antiguo pero hermoso. Es plateado, tiene pequeños diamantes en todo el aro y un diamante no tan grande en el centro. Adentro del aro hay una inscripción. “Para cuando salga por la puerta tengas la seguridad de que regresaré”. Es una inscripción extraña. Dispuesta a preguntarle a Heilyn John se detuvo con un frenazo e hizo que me diera con el sillón de al frente.
-Nessie ¿Estás bien?- me pregunto preocupado Jake.
-Lo siento cariño, es que al parecer Edmund se olvido de que lo estábamos siguiendo.- se disculpo John.
-Estoy bien, no se preocupen.-
-Bueno aquí vamos. Chicos no se separen de nosotros. Si Edmund los ataco, no me quiero imaginar a
Daniel.- dijo Heilyn.
-¿Daniel?- preguntamos Jake y yo al mismo tiempo.
-Es el hermano de Edmund, es un poco testarudo. Pero no se preocupen, con nosotros ahí y con
Clarence no les hará nada.-
Salimos del auto, Edmund nos esperaba al lado del suyo. Cuando nos vio salir comenzó a caminar por un camino escondido por plantas y arbustos. Yo mire a Jake quien también estaba mirando por el lugar que Edmund desapareció. Heilyn fue la primera en seguirlo, después seguí yo, detrás de mi estaba Jake y a lo último John. Según él era por precaución de que no atacaran a Jake por la espalda. Me sentía que caminábamos por un campo minado, solo que en vez de haber bombas atómicas había vampiros quizás llenos de venganza. Caminamos como unos quince minutos y llegamos a una especia de villa, aunque solo había como tres o cuatro casas. Están hechas de madera, algunas pintadas de blanco otras no. Todas estaban cerradas, no había nadie. Edmund siguió caminando hasta que se detuvo en una de las casas. Se acerco y la abrió, nosotros nos quedamos esperándolo afuera. Después salió.
-Han comenzado.- dijo mirándonos.
-Perfecto, será mejor así. Ya todos sabrán de nuestra llegada.- dijo John.
-No tan rápido O’Connell. Sabes perfectamente que no puedes irrumpir a la reunión, ya no eres parte de ella hace tiempo. Yo diría que demasiado.-
-Edmund hablas como si fueras humano. Sabes que para nosotros, especialmente para Clarence, mucho tiempo significa por lo menos un siglo.- dijo Heilyn abriendo paso a una gran casa que había al final. Edmund trato de detenerla lo que a John le enojo. Lo tomo por el brazo y lo empujo, pensé que destruiría una casa pero el pudo reabastecerse.
-De acuerdo, vayan pero no soy responsable de lo que ocurra.- seguimos caminando.
La última casa que pasamos estaba hecha cantos, destruida por el tiempo. En el camino, a los lados habían arboles que nos tapaban del sol. Y al final estaba la casa, hecha de ladrillos grises. Era gigantesca. Heilyn se detuvo en la entrada y miro a Edmund, este rodo los ojos, se acerco a la puerta y toco, de una manera extraña, por no decir divertida. Pasaron unos segundos cuando una chica rubia, de ojos café dorados sonrió al ver a Edmund pero cuando nos vio su expresión cambio.
-¿Qué es esto Ed? ¿No sabes lo peligroso que pudo ser…?-
-Lo sé Leslie, pero debía hacerlo. ¿Ya comenzaron?-
-Sí, hace unos minutos. Todos estamos reunidos.-
-Bueno vamos, Clarence se alegrara de ver esto.-
Caminamos hasta llegar a una puerta casi al final de la casa, ella la abrió y comenzó a bajar unas escaleras. Yo mire a Jake quien me sujeto por la cintura y me hizo bajar. Cuando bajamos ya escuchábamos unas voces. Ella toco dos veces y abrió. Entramos lentamente, cuando pude entrar me dio escalofríos. Era una habitación, la cual no tenía ventanas. Solo las velas alumbraban el lugar y una pequeña fogata. Había como veinte o quince vampiros. Todos tenían los ojos café dorado. De la nada todos se pusieron a rugir, como se nota que llego Jake. John se paró a nuestro lado y Heilyn en el otro.
-¡Basta chicos! Basta, ¿Es que no ven? Son nuestros queridísimos amigos.- dijo un señor, aunque no se veía tan viejo. Debe de tener más o menos la edad de mi abuelo.
-Clarence tanto tiempo.-
-John ven acá muchacho. Déjame darte un abrazo, no seas antisocial. Cualquiera diría que somos enemigos y no amigos. Y pensar que yo fui quien te convirtió.- John sonrió y se acerco. Se abrazaron por un largo tiempo. Después, cuando se alejaron él hablo.- Tu nuevo aroma es algo amargo, hijo.-
-Lo sé.- ellos comenzaron a reírse.
-Ahh, Heilyn, que bellas estas. No seas tímida, acércate. Te doy mi palabra de que no lastimare a tu lobito ni a la jovencita que lo acompaña.- ella se acerco de nosotros y abrazo al señor.- Me alegra de verlos, hace años que nos sabia de ustedes. Muchos vampiros decían que habían vuelto con los Volturis.-
-Créeme que si volvería con ellos será el día que tu lo hagas.- contesto John.
-Bueno no sean tan mal educados y preséntenme a sus acompañantes.-
-Claro.- Heilyn volvió por nosotros y nos acerco a él.- Clarence el es Jacob Black, nuestro ahijado.-
-Con que tú eres el causante de que mis chicos se alejaran de aquí.- dijo muy serio. Jake miro a sus padrinos un poco apenado, pero la risa de Clarence nos hizo saltar.- Me da mucho gusto conocerte chico. Créeme que le diste un giro de 180* a estos tortolitos. Dime Clarence o abuelo.- y volvió a reírse.
-Y ella es Renesmee Cullen.- el dejo de reírse, los demás comenzaron a comentar. El sacudió un poco su cabeza, miro a Heilyn pero ella solo sonrió.
-Dios santo. No lo puedo creer. Nunca pensé que conocería a la nieta de Carlisle.-
-¿Conoce a mi abuelo?- cuando le pregunte él volvió a sonreír.
-¿Conocerlo? Prácticamente somos hermanos, nos convertimos casi para el mismo tiempo. Estuvimos juntos con los Volturis, él se fue antes, después lo hice yo. No volvimos a vernos hasta en Chicago. Pero ya él había rehecho su vida. Tenía una familia cuando lo encontré y después dejamos de hablarnos.-
-¿Dejaron de hablarse?-
-Sí, es increíble ver como una amistad se rompe. Una amistad de siglos, pero de algo estoy seguro. Si él llegara a necesitar mi ayuda se la daré sin dudar. – Él miro a Heilyn, ella solo bajo la mirada.- Bueno estamos en una reunión bien importante. John tu habitación sigue siendo la misma, la que están a un lado están vacías. Puedes acomodar a tu ahijado y la señorita allí.- asintió y salimos de ahí.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

14.2 Primer Paso



-Ness, ¿Ya estas lista?- me pregunto Jake sacándome de mis pensamientos.
-Sí, ya podemos irnos.-
Bajamos por el ascensor en un silencio sepulcral. John estaba viendo unos mapas y números en su celular, como si lo necesitara en el camino. Heilyn miraba para todos lados, no dejaba su mirada quieta. Y Jake, bueno opto por meter las manos en sus bolsillos delanteros y esperar a que las puertas del ascensor de abrieran. Al parecer todos trataban de esquivar, de alguna manera, un comienzo de una conversación.
Cuando salimos del hotel, John conducía de una manera rápida. Casi igual que mi familia. Técnicamente conducía como el tío Jasper cuando debíamos ir de compras. Como los extraño, hace unos días mis abuelos cumplieron aniversario, lo cual técnicamente les arruiné. La tía Alice hubiera planificado una de las mejores fiestas, con su gran energía logra lo imposible. Me hace tanta falta, ella es quien siempre le levanta el ánimo, siempre me distrae. Mi queridísima tía Roselie quien me defiende de cualquier persona, no importa quién. Mis tíos que me alegran el día confiándome sus bromas, y vayan que son buenas. Mis padres, no sé qué es lo mas que extraño de ellos. Creo que es saber que están al otro lado de la habitación, que están cerca de mí, creo que es lo más que extraño. Son tantas cosas a las cuales me he acostumbrado y las deje con el propósito de poder amar libremente a Jake. Quien, en este mismo instante, me esquiva desde ayer. Como si hubiera cambiado de parecer. Pero mejor dejo de pensar en esa posibilidad.
Casi nos salimos de Italia, pero John entro por una carretera escondida. Entro logrando que Jake y yo nos chocáramos entre sí, ya que el camino estaba empedrado. El camino duro unos cinco o seis minutos, al final había una gran casa de campo. Tenía dos pisos, estaba pintada de blanco y crema. A fuera había unos perritos, también unos árboles con flores color rosado. John detuvo el carro, miro a Heilyn rápidamente y bajaron, nosotros hicimos lo mismo. Pero Heilyn nos detuvo.
-Chicos dejen que entremos nosotros primero. Nuestro amigo se altera rápidamente, por decirlo así. Es muy cuidadoso respecto a su seguridad y oler la presencia de un lobo los alterara. Así que dejen que le expliquemos que eres nuestro ahijado. ¿De acuerdo?- ambos asentimos. Ellos se fueron directo a la casa. Vimos como tocaban la puerta y nadie les abrió, por lo que entraron. Jake se recostó del auto, yo me aleje de él un poco para ver el resto de la casa. Cuando me moví alguien me ataco. Jake grito mi nombre, pero esa cosa estaba encima de mí. Rápidamente me aguanto por la cabeza, con la intención de arrancarla. Me quede estática, estaba asustada. Pero un lobo rojizo me quito esa cosa de encima. Jake lo iba a matar, era un hombre de cabello negro, tez blanca y los ojos eran igual a los de mi familia.
-¡Jake no lo hagas, suéltalo!- se escucho el grito de John.
-¡Suéltame!- le grito el hombre. Jake lo soltó lentamente, en cuanto el vampiro toco el suelo fue directamente a la dirección en donde estaba John y Heilyn.
-¿Qué sucedió?- pregunto Heilyn.
-¿Qué que sucedió?- gritó, yo salte ante su acto.- Llego de cazar y me encuentro a dos extraños en mi casa. ¡La última vez que vi extraños en mis terrenos aparecieron los Volturis buscando que regresara a su guardia! Y eso sin contar las muertes que hubo gracias a ellos.-
-Edmund por favor ellos no son peligrosos.- trato de explicar Heilyn.
-Claro que no, solo el lobito quiso hacerme la marca de Harry Potter.- dijo con sarcasmo.
-Y no te vendría nada mal.- dijo Jake. Mire a esa dirección y el estaba con sus pantalones. Al parecer le dio tiempo de quitárselos.
-Basta los dos, ¿Por qué no mejor entramos a hablar Edmund? Tenemos mucho que explicarte.-
Edmund nos condujo hasta la casa. En el camino abrazo fuertemente a Heilyn y a John, al parecer hace tiempo que no los ve. Al entrar la casa era muy acogedora. Se nota que no le gusta mucho la decoración. Nos sentamos en la sala, Jake se sentó a mi lado y me tomo la mano posesivamente. Tal vez me hubiera incomodado, ya que Jake no era así conmigo pero era el primer acto de cariño, si se le puede llamar así, que me hace. Los padrinos de Jake le explicaron lo mejor posible a Edmund, el cual cambio su expresión al ver que debíamos enfrentarnos a los Volturis.
-¡¿Están dementes?!- fue lo primero que dijo cuando terminaron de hablar.- Saben perfectamente que los Volturis no hablan, no negocian si no les convienen. Miren lo que le paso a Alan. Fue su fiel guardián y cuando se enteraron que se enamoro lo mataron antes de que el hablara. ¿Y qué me dicen de Lorenzo? ¿De Lindy?-
-¿Quiénes son ellos?- pregunte. Pude ver como los padrinos de Jake se pusieron rígidos.
-Personas importantes para nosotros. Bueno dos de ellas, la otra fue una víctima, una inocente víctima.- cuando termino de hablar miro a John y a Heilyn.
-Bueno ¿Vas a ayudarnos o no?- pregunto Heilyn después de unos segundos.
-Los ayudare.- dijo, a lo mejor lo pensó bien.- Los llevaré donde Clarence, el estará feliz de verlos.-
Y entonces salimos de ahí. Edmund se montó en su propio auto, algo que me suponía.

jueves, 2 de diciembre de 2010

14.1 Pasado


No tarde en desayunar, no me sentía del todo bien. La actitud de Jake al menos no empeoro pero no mejoro. Seguía mostrándose seco y distante conmigo. Estuvo todo el desayuno platicando con John sobre los planes de hoy, hizo el mismo protocolo que ayer. Heilyn se dio cuenta de mi desánimo, me estuvo hablando de muchas cosas, me hizo preguntas de mi familia y de cómo fue mi vida antes de esta aventura con Jake, bueno si aun lo puedo mencionar. Salí de la cocina inmediatamente termine mi café. Saque una camisa violeta, unos jeans mahonés y unas zapatillas. Me dirigí al baño y trate de calmarme. Me tome mi tiempo, creo que ha sido la primera vez que me tardo en un baño. Pensándolo bien es la segunda, la primera vez fue cuando me enterré sobre el enamoramiento de mi madre con Jake o viceversa, si indecisión. Me quede en el baño casi dos horas. Solo una persona me pudo sacar de ahí.

Flash Back:
Iba dirigiéndome al cuarto de mis padres, al entrar todo estaba vacío. Se me había olvidado que se habían ido de caza ayer en la noche. Camine hasta la cama y comencé a brincar, gracias al cielo solamente estaba tío Emmett con el tío Jasper afuera jugando o ¿apostando? La ventaja de que solo estén ellos es que no hacen nada por detenerme, cada media hora mi tío oso me grita para ver si estoy bien, cosa que hago gustosa. Empecé a brincar más duro y más rápido, logrando que me desequilibrara y tumbara la mesita de noche de mis padres. Se escucho muy feo, la lámpara que había se rompió y las gavetas se salieron. Todo quedo en el suelo, deje escapar un suspiro. Ahora tenía que recoger. Habían unas libretas, folletos pero algo me llamo la atención. Era una llave. ¿Qué abrirá esta llave? Pensé en donde puede haber un lugar que tenga algo cerrado bajo llave y me vino uno a la mente. El sótano, es el único lugar donde no puedo bajar sola, según mis tíos es un lugar peligroso. Tome la lleva y baje las escaleras, vi el reloj. Aun faltaban como quince minutos para que el tío oso me gritara. Así que me fui al sótano. Prendí la luz y baje las escaleras lo mas sí lijosa que pude. Había muchas cosas, además de polvo y telarañas. Como se nota que mi abuela no ha bajado aquí abajo. Habían baúles, cajas, muebles, marcos de pinturas, espejos. Respire profundamente y comencé a introducir la llave en todos los baúles, no tuve éxito con ninguno. Mire detalladamente el lugar, pronto el tío me llamaría y no encontraba nada. Dispuesta a salir vi una cajita de madera, no muy pequeña. Fui hasta ella y tenía un papel encima que decía: Vida Humana
Rápidamente lo abrí, al hacerlo lo primero que encontré fueron unas fotos. Eran mis padres, mi padre llevaba un vestido verde y mi padre estaba bien vestido, la próxima era un gran bizcocho con un 18. Luego aparecieron unas jóvenes, parecía que estaban en un estacionamiento ya que habían carros a su alrededor y personas atrás de ellos. Habían muchas más, después un Cd, un papel todo arrugado. Lo comencé a leer, pero no podía. Todas las líneas estaban marcadas, así tapando el mensaje. Pero al final decía Jacob Black, me sorprendí ver su nombre en ese papel. Le quite importancia y seguí buscando. A lo último había un libro, o más bien una libreta. La saque y la abrí, rápidamente me di cuenta de que era la letra de mi madre. Decía muchas cosas sobre mi papá, mis abuelos, mis tíos, de mi abuelo Charlie, de Jacob. No lo iba a leer, además de que era confidencial no tenía mucho tiempo. Pensé en guardarlo pero en una página mi madre escribió:
Estar confundida es lo peor, se que ambos son buenos. Son atentos conmigo. Edward fue el que atino a mi corazón primero, fue el seductor de mis sueños y dueño de mis suspiros. Pero Jake es diferente, me ayudo, es mi sol. Es perfecto también, no tanto como mi Edward, pero lo es a su manera. Espero no dañar a nadie, nadie merece sufrir por mí.
Me quede sorprendida, ¿Mi madre confundida? ¿Enamorada de Jake? Pase la pagina, llegue casi a la mitad encontrando una carta que escribió pidiéndole disculpas a Jake por hacerle sufrir y a mi padre por tardar en elegir y poner a prueba su amor. No sé porque comencé a llorar, Jake, mi Jake estaba enamorado de mi madre, mi madre lo amo como a mi padre. Se sintió confundida. El grito de mi tío hizo que diera un brinco…

jueves, 11 de noviembre de 2010

13.2 Confusión




Sentí como los rayos del sol me daban en el rostro, abrí poco a poco mis ojos. Vi paredes desconocidas para mí, pero recordé en donde estaba. Me levante por encima y pude ver, difícil no hacerlo, el cuerpo de Jake en la otra cama, él estaba aun dormido, no parecía respirar de tan quieto que estaba. Ayer en la noche se comporto muy raro, después de pedir la cena no volvimos a estar solos ya que él se la pasó preguntándoles a sus padrinos sobre sus últimas aventuras. Aun me intriga saber que fue lo que me iba a proponer o preguntar, pero al parecer se olvido de ello. Vi el reloj que había a mi lado, aun era temprano. Así que me levante de la cama, deje a Jake ahí dormido, no quería levantarlo. Me lave los dientes y me limpie la cara. Al salir Heilyn me llamo desde la cocina, fui donde ella y vi un delicioso desayuno esperando ser comido.
-Buenos días Heilyn.-
-Buenos días, ¿Cómo amaneciste?- dijo mientras dejaba una bandeja de galletas con chispas de chocolates.
-Bien. - dije apenas.
-¿Sucede algo?-
-No, solo…- no termine de hablar ya que ella me miraba de una forma extraña, como si supiera que iba a mentir.- Bueno es solo que Jake está actuando raro. Ayer me iba a pedir algo y después comenzó a evitarme. Creo que se está arrepintiendo.- dije lo último en voz baja.
-Ahh cariño, no te preocupes por eso. Créeme que eso ni siquiera ha pasado por su mente.-
-Puede ser, pero lo entendería si él quisiera apartarse ahora, los Volturis son atemorizantes en todos los sentidos.-
-Lo sVolturis pueden ser atemorizantes, pero cuando los tienes en tus manos llegan a ser ratas. Tratan de esconderse para no ser acabados.-
-¿Cómo puedes tenerlos en tus manos?- pregunte dudosa.
-No te preocupes por eso, solo quiero decirte que Jake está bien respecto a todo esto. No piensa echarse para atrás. No te preocupes por eso ¿de acuerdo?- asentí. – Bueno, ¿Por qué no vas y levantas a Jake para que desayunen? Es que iremos a visitar a unos amigos, John esta a fuera arreglando todo para irnos.-
-De acuerdo.- Camine hasta la recamara, me acerque a la cama y llame a Jake como siempre. Pero eso no funciona con él, por eso hay que ser agresiva para poder levantar a un licántropo.
-Jake levántate, tenemos que irnos.-
-Ahh, Nessie por favor.- no le hice caso y me pare encima de la cama y comencé a dar brincos. Repetía las mismas palabras y él se tapo con la almohada. Me senté en su pecho y le quite la almohada, le di un beso para levantarlo. Él abrió los ojos y separo sus labios de los míos. Después me saco de su lado y se paró de la cama.-Buenos días amor, voy al baño- dijo dándome la espalda.
Me senté en la cama, tratando de no llorar. Heilyn se equivoco, a Jake le pasa algo. Algo en mi me lo decía, ahora tengo miedo. Miedo de que un día me levante y solo encuentre una carta de él explicándome el error de lo nuestro. Escuche como una puerta de abría y de seguido John hablaba dando los buenos días. Rápidamente le levante y me mire en el espejo de la coqueta y note que estaba roja. Comencé a respirar para calmarme. Paso unos segundos cuando salí de la recamara. Llegue a la cocina otra vez y vi a John platicando, muy bajito, con Heilyn.
-Hola John.- dije, el me miro y me sonrió. Después Jake nos acompaño, me dio un fugaz beso en la mejilla y se sentó. Heilyn lo miro con desaprobación, pero él tomo un plato para servirse comida. Deje escapar un suspiro y tome un poco de café, lo que verdaderamente necesitaba para calmar mis nervios.

domingo, 17 de octubre de 2010

13.1 Italia



-Nessie Pov-

En cuanto aterrizamos Heilyn me dio un pequeño resumen de lo que haríamos después de llegar al hotel. Me sentía nerviosa y ansiosa, pero más que todo histérica por bajarme y ver al fin Italia, junto con Jake. Al salir del avión esperamos a los chicos quienes venían callados, Jake adormilado y John mirando a Heilyn un poco disgustado, eso me estuvo raro. Nos tardamos como diez minutos en conseguir un taxi. Ya fuera de esas paredes tan parecidas en América pude admirar a Italia y solo la podía describir con una palabra, hermosa. Me encantaba todo lo que había y conseguía ver. Las calles no estaban muy llenas, pero se notaba mucha gente andando. Mire a Jake que hacía lo mismo que yo, admirar una bella ciudad. Mientras pasábamos lugares John y Heilyn nos explicaban de qué se trataba. Pero el viaje acabo más rápido de lo que quería, ya habíamos llegado al hotel, el cual si tenía mucho movimiento de personas. Bajamos con ayuda del servicio del hotel. Entramos haciéndome parecer una retardada, todo era bello, todo estaba recogido y muy bien representado. Se notaba que costaba un ojo de la cara.
-¿Pero esto es un hotel?- dije sorprendida.
-Sí, un gran hotel.- dijo John riéndose.-Vengo ahora, iré a registrarnos.- dijo yéndose al lobby.
-Bueno chicos vamos a sentarnos a lo que llega John con las llaves.- dijo ella sentándose primero.
-Bueno.- afirmo Jake. Me jalo y nos sentamos al mismo tiempo.
-Oye.- después me empecé a reír y los italianos nos empezaron a mirar. Y fue un poco incómodo.
-¿Cómo se sienten?- nos pregunto Heilyn.
-Vamos madrina, estamos bien contentos. Y deja de preguntarnos cada vez que nos paramos en un lugar. Estamos bien, no te preocupes, ya es suficiente con todo lo que están haciendo como para que tengan esa obligación de…-
-Es nuestra obligación, nada ni nadie nos obliga a esto, ¿está claro?- dijo mirándonos fijamente. Nosotros asentimos, después llego John con un italiano que era quien llevaba las maletas.
-Hola, volví rápido, no.-
-Sí, amor.- le dijo Heilyn.
-Bueno vamos. Escogí la suite. No pienso dejar a estos dos solos.- dijo John y Jake lo miro serio.
-Creo que mi padrino es familia de tu padre.- me comento Jake al oído muy bajito y John junto con Heilyn se empezaron a reír.
Subimos hasta el último piso, en lo primero que pensé fue que si llegara a haber un fuego tendríamos que saltar por la ventana para poder vivir, que tomas la posibilidad de bajar por el elevador o las escaleras. Cuando entramos la suite era hermosa, espaciosa. Tenía tres cuartos, uno de ellos tenía dos cama más un sofá cama. Así que Jake no tenia pretexto de no dormir unos centímetros lejos de mí.
- Se hai bisogno di qualsiasi altra cosa può chiamare la lobby in qualsiasi momento, Buona notte.- dijo el italiano.
- Sì, vi ringrazio molto.- le respondió John. Y después le dio una propina.
-¿Qué dijo?- pregunte muy confundida.
-El muchacho le dijo a John que pasara una buena noche y John le agradeció.- dijo Heilyn llevando una maleta a el sillón.
-Bueno, ¿Cuando iremos a Volterra?- pregunto Jake, ansioso por saber.
-En unos días. No pienso ir tan rápido. Primero quiero visitar a unos amigos para saber lo que ha pasado por aquí. Necesitamos saber cómo actuar en cuanto vallamos ahí.- dijo Heilyn.
-Sí, pero como acabamos de llegar nos quedaremos aquí hoy. Mañana iremos a hacer visitas.- dijo John.
-Desempaquen, si quieren pidan algo para comer y eso.- dijo Heilyn.
-Bueno, lo de pedir la comida lo hago yo, tengo más experiencias sobre eso. Porque Nessie pediría un coctel de frutas.-
-¡Jake! Deberías hacer, es muy bueno comer saludable.- dije recogiendo mis maletas y entrando en el cuarto. Jake me siguió y John y Heilyn se quedaron en la sala hablando a donde iríamos mañana.
-Nessie te quiero preguntar algo y quiero que me contestes sinceramente.- me dijo muy serio.
-Claro, adelante.- afirme poniendo la maleta encima en una de las camas y abriéndola.
-¿Qué me dirías si yo te propusiera algo?-
-Explícate, Jake.- no entendía lo que me quería preguntar.
-¿So yo te propusiera, algo como…?- yo deje caer la ropa que iba a meter en el closet. Estaba en shock, me vire y dirigí mi mirada a él. Pasó su mano por su cuello y tardo en mirarme, se sonrió conmigo y después me tomo de la mano.- Nessie yo…-
-Chicos mañana hay que madrugar así que le sugiero que no se acuesten tarde.- nos dijo Heilyn, ambos asentimos a su noticia. Luego John apareció a su lado y nos miro. Pero cuando poso su mirada a Jake se quedo como una estatua, movió sus labios rápidamente que casi los pude ver y Heilyn se descompuso un momento. Después volvió a sonreírnos.
-Jake ¿Vamos a ver el menú del Hotel? Tengo recomendaciones de unos viejos amigos de nosotros.- mire a John desconcentrada. No entendía nada de lo que sucedió. Jake miro a su padrino extrañado pero lo siguió. Me dio un rápido beso y salió. Heilyn me ayudo a desempacar, pero era raro e incomodo ver cómo me sonreía cada vez que me veía.

sábado, 18 de septiembre de 2010

12.1 Viaje



Heilyn Pov.

El amanecer llego rápido, como si fuera participe de nuestra partida. Jake y Nessie no tardaron en alistarse, algo que agradecí. Aunque levantar a un licántropo en una de las cosas más difícil que he hecho. Mientras desayunaban John me ayudo a meter todas las maletas a nuestro auto, no queríamos que una familia de vampiros nos encontraran a mitad de camino. Cuando acabamos de meter las maletas los tortolitos salieron, un poco adormilados, pero todavía le quedaban fuerzas, eran las ocho menos diez. John guiaba, Jake y Nessie se hablaban bajito, algo que me intrigo pero les di su privacidad. Mientras yo analizaba que hacer cuando llegáramos. Gracias al cielo me pude contactar con unas de mis amigas, las pocas que aun están cerca de los Volturis sin ser parte de su fraternidad. Al fin llegamos y bajamos todo el equipaje. Para nuestra dicha eran apenas las nueve en punto, cuando nuestro avión salía al medio día. Llevábamos casi una hora cuando Jake abrió la boca.
-Que viaje tan…divertido.- como odiaba que utilizara el sarcasmo. Le iba a contestar pero John al parecer vio mis acciones y actuó primero.
-Jake, piensa en algo positivo de este viaje y trata de no ser tan pesimista.-le aseguró mi marido. – Es mas acompáñame a registrarnos a lo que las damas comprar algo ligero de comer.-
-Está bien.- Jake se acerco hacia Nessie y le dio un gran beso que Nessie se sonrojo. El se le quedo mirándola y por poco se cae por hacerlo. Me levante del asiento y le señale con la mano a Nessie para que me siguiera. Mientras hacíamos la fila para pedir la comida note que Nessie estaba un poco triste y ansiosa. Le iba a preguntar pero ella hablo casi en susurros. Al parecer todos leían mentes ya que me interrumpían.
-En cuanto subamos al avión ya no hay marcha atrás.- dijo manteniendo la mirada hacia una ventana.
-Bueno en verdad no entiendo a que viene esa anotación.-
-No lo sé, es que además que no he viajado fuera de los Estados Unidos, es que no puedo creer que ya estamos aquí. Que pudimos hacerlo, con todos los obstáculos.-
-Nessie, lo importante es que se aman y que son fuerte, eres fuerte. Abandonaste a tus padres, sin saber a dónde ir. Si yo fuera una tía tuya estuviera orgullosa de ti, igualmente.-la mire y solo se rio pero poco así que busque otro ejemplo- Si fuera tu madre estuviera como una piedra de lo sorprendida. Ella tanto como el resto de la familia tienen que estar sorprendidos por el amor que le tienes a Jake, es tan grande que mira a dónde han llegado.-
-Gracias, espero que John le diga algo así a Jake.- cuando dijo eso tuve una respuesta a mi duda en mi auto, ambos se daban fortaleza para seguir adelante.
-Sí, yo también lo espero.- yo también esperaba que lo hiciera.- ¿Quieres postre?- se rio nada mas pero entendí que era un sí.
Cuando pedimos la comida salimos lo más rápido posible. Nos encontramos en el mismo sitio que nos separamos. Jake y Nessie se lo comieron todo, después esperamos a que llamaran nuestro avión. Cuando escuchamos el alta voz nos paramos al mismo tiempo, Jake rápidamente le tomo la mano a Nessie, quien apenas le sonrío. Cuando estábamos llegando para montarnos ella se detuvo y empezó a mirar a su alrededor. Yo me le acerque para ayudarla.
-Nessie, ellos no están aquí. Si hubieran estado aquí ya los...- empecé a decirle.
-Sí, lo sé.-
-Vamos nena.- Jake le dio un beso en su frente.
-Aquí vamos nosotros.- le dije a John y dándole la mano.
Cuando subimos a Jake y Nessie les tocaron en ventana y a nosotros igual solo que después de ellos había una pareja y después nosotros. Pero estuve en todo el viaje pensando en cómo iba hablar con los Volturis. Ahora sentía un poco de nervios. Con solo pensar que los podían matar me daba más terror. Mis últimos recuerdos de ellos no eran tan agradables. Pero el mas que me afectaba era el de Sofí, una niña huérfana, quien se perdió en medio de una tormenta. Ellos la habían escogido de cena. Ese recuerdo se quedo y se quedara siempre en mí. Fue tan horrible que me tuve que salir para no verla y me aleje lo más posible para no escuchar sus gritos. Ese día estaba lloviendo y me dolió mucho cuando se llevaron su cuerpo. Aro sabia que esa niñita no llenaba ni siquiera a ellos tres. Yo sabía que lo había hecho para ver si éramos fuertes y por esa razón los deje. Aun me da asco regresar a ese lugar.
-Sabes, Nessie se dio cuenta de la pulsera.-dije para romper el silencio entre John y yo y para poder dejar de pensar en esos recuerdos repugnantes.
-¿Si? ¿Y qué le dijiste?- dijo cerrando la revista que estaba viendo.
-Bueno que tu me lo regalaste y que antes era de tu madre.-
-¿Y cómo se dio cuenta?-
-Edward le dio el collar y si te acuerdas el collar y la pulsera son iguales.-
-No lo puedo creer, encontró el collar. Te dije que te lo llevaras pero no quisiste.-
-Porque tu sabes que ella me lo hizo prometer. Me dijo que se lo dejara a él.-
-Sí, sí. Bueno Heilyn esta mentirita tuya se te va a explotar y muy pronto.-
-Bueno que explote, no me importa así Nessie sabrá que fue lo que paso. No se enterara de algo importante.-
-Ella tiene que saberlo.-
-Yo creo que no. Por algo Edward no le ha dicho nada. Total no es un secreto importante. Como ya te había dicho.- el me miro y volvió a abrir la revista de carros y me ignoro. Hubo turbulencia pero poca, pero no podía dejar de pensar como estaría Jake y Nessie.
–John, porque no mejor cambiamos de pareja, voy donde los muchachos y le digo a Jake que venga contigo. Deben de estar aterrados por lo de la turbulencia. -
-Si buena idea.- Me levante y me dirigí directamente a ellos.
-Hola chicos ¿están bien?-
-Bueno, si estar bien es marearte cada cinco minutos, pues si estamos bien.-me aseguro Jake.
-Bueno como John y yo nos imaginábamos eso llegamos a un acuerdo, Jake tú te vas a ir con tu padrino y yo me quedare con Nessie.- ellos se miraron por unos segundos.
-ok.- dijo aceptando Jake. Se despidió de Nessie y se fue.
-Jake después quiero hablar contigo, si.-
-Está bien solo que déjame irme antes de que me arrepienta.- asentí con la cabeza.
-¿Y cómo se ten ha hecho el viaje?- le pregunte a Nessie para poder establecer una conversación.
-Bien, incluyendo lo de Jake.-
-Bueno no significa que todos la pasen bien en su primer viaje de avión.- ella solo dirigió su mirada hacia la ventana. - Me gustaría hacerte una pregunta, si estás de acuerdo.- le dije.
-Si claro.-
-¿Tienes miedo?-
-Miedo, pero ¿miedo a que?-
-A los Volturis.-
-No sé, es que yo no me acuerdo mucho de ellos y aunque mis padres siempre que llegaba ese tema decían que son los peores vampiros, bueno que estaban en la lista de los más terribles.-
-Y están en lo correcto.-
-Heilyn tu ¿viste mi pasado?-
-Ahh, no.-
-¿Por qué? Si a Jake se lo hiciste.-
-Sí pero, fue para ver que había pasado con él.-
-Pero pudiste ver la mía para saber que había pasado de mi parte.-
-Nessie es que es tu privacidad y antes que digas que se lo hice a Jake el es diferente. El es mi ahijado, prácticamente mi hijo y tengo una especie de permiso de hacérselo. Tu eres diferente para que me entiendas es como leer tu diario.-
-Entiendo.-
-Pero si quieres lo hago, pero ya sabes por qué no lo hice.-
-Gracias, pero en verdad como a ti te incomoda y creo que no estoy lista mejor espero un poco.-
-Bueno después sacamos sita.-
Ella se rio y se quedo mirando por la ventana. Mire para atrás para ver que estaba haciendo John con Jake. Pero no estaban haciendo nada que me preocupara. John estaba hablando por teléfono me imagino que era a nuestra secretaria y Jake estaba a punto de dormirse. Cuando me voltee hacia Nessie para burlarnos un poco de Jake ella ya estaba en el quinto sueño. Esos dos no aguantaban nada. Faltaba aun que aterrizara el avión. Pensaba porque el mundo me estaba devolviendo al pasado. Yo no quería encontrarme con las personas que me rechazaron al principio de mi nueva especie. Con solo pensar en encontrarme con uno de ellos me daba escalofríos. También me enojaba, porque me tenía que encontrar con la hija de él. Porque Jake se metió con esa familia, aunque Nessie era la excepción. Pero eso no importa los iba ayudar, pase lo que pase. Y más me encantaría hacerle daño en donde más le iba a doler, ayudando a su hija. La iba a juntar con el hombre de su vida. Con el licántropo mas loco y un poco arriesgado del mundo.
En cuanto termine de pensar aviamos aterrizado.