Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

sábado, 9 de enero de 2010

3.2 Insoportables


Iba caminando y trate de no cruzar miradas. Baje la cabeza y al pasar por su lado me choque con el brazo de Mike y por poco me caigo, pero él me aguanto por el codo. Suspire y el empezó a disculparse. Su esposa no dejaba de decir que él era un poco despistado. Después de aceptar sus disculpas ellos se echaron mas para atrás para poder establecer una conversación.

-Tú eres nueva ¿verdad? Es que nunca te he visto por aquí.- me pregunto Jesica jalando a Mike para alejarlo de mí. Bueno creo que es ella, ya que parecía guardaespaldas de él.

-Sí, perdón. - me disculpe por no haberme presentado.- Me llamo Renesmee, Renesmee Cullen.- las chicas tenían unos cafés y se les cayeron en cuando dije Cullen, pero los chicos no los dejaron caer.

-¿Qué?- fue lo único que dijo Jesica.

-Algún problema.- dije un poco avergonzada.

-Es que no nos dijeron que Bella se haya divorciado de Edward.- me quede inmóvil al escucharla y con la boca media abierta.

-¿Pero de que estás hablando?- dije muy confundida.

-¿No eres la esposa de Edward?- pregunto el otro chico que después de hacerlo la chica que estaba a su lado le metió un codazo en el estomago.

-No, no yo soy la hija de Edward Cullen y Isabella Swan.- todos bajaron las miradas.

-Si te pareces a ellos. Hola yo me llamo Ángela y el es mi esposo Tayler. Y disculpa por la ignorancia de mis amigos y la mía- esa chica era muy amable y fue la única que no me interrogó.

-Es un gusto.- dije con una sonrisa.

-¿Y eres hija única?- pregunto instantáneamente Mike.

-Si mis padres querían más que una hija.- ya sabía porque a papá y a mamá no le caían bien. Jesica se acerco a Ángela y le dijo al oído muy bajito para que yo no escuchara pero ella no sabía que mi oído era muy especial. “Por eso fue que se casaron, Charlie obligo a Edward a casarse con Bella porque quedo embarazada, pero que bochorno”. – Bueno después de la luna de miel mi madre quedo embarazada. Mi padre y ella querían esperar un tiempo antes de tener un hijo pero paso.-

-Bueno ustedes se mudaron a ¿Dónde?- dijo muy ansioso Mike.

-¡Ness!-grito Seth.

-Me tengo que ir. Pero fue un placer conocerlos. Adiós.-

-El gusto es de nosotros.- contestó Mike, pero me fui lo más rápido que pude.

-Seth eres mi salvación.-

-Así.-

-Sí pero ¿Qué haces aquí?-

-Vine a buscar una alfombra para mamá y…- se aclaró la garganta y puso sus manos en su cadera bajando la mirada.

-¿Y qué? –

-No vine solo.-

-Ah, no.- conteste un poco curiosa.

-Sí, se que se te será incomodo que…-

-¿¡Seth estas con una chica!?-

-¿Qué?-

-Ahh no lo puedo creer. ¿Y quién es?- solto una carcajada y después de unos segundos señalo detrás de mi espalda y yo me vire.

-Esa es mi chica.- dijo riéndose

-No, no Seth. Viniste con Jacob.-

-Si es que él había quedado conmigo. Es que no me deja ir solo, le da miedo que lo cambie por otro. Así te sugiero como el mejor amigo tuyo que te vayas porque si no…- le di en el hombro con la cartera.

-Me voy. Gracias por la información.-y cuando me vire el estaba llegando para acá.- ¿Qué hago?-

-No sé. Pero que se te ocurra algo productivo porque si no el sermón será para mí.-

-Seth, deja de hacer eso. – no me estaba ayudando, así que vi una tienda de cremas y rompa interior.- Ya sé, me meteré en esa tienda para damas.-

-Sí, so pero avanza.-

-Nos vemos en casa.- le di un abrazo rápido.

Fui lo más tranquila para la tienda esa. Me quede unos minutos hasta que vi que entraron a la tienda de alfombras. Me fui y trate de correr pero podía llamar la atención. Cuando llegue el auto en el espejo había una nota que decía “Perdóname por todo lo que paso ayer, lo siento mucho. Espero que no vuelva a pasar.”

Por lo menos se disculpo, la guarde en la gaveta del auto y salí lo más rápido posible. Fui para el instituto en donde mi padre he madre estudiaron. Pero di vuelta en U y me dirigí a mi ex casa para buscar el jarrón de Esme. Cuando llegue empecé a llorar. No sé porque lo primero que recordé fue, a mi familia riendo, mientras mi tío Emmett y Jasper trataban de atraparme. Mientras mi madre les decía que tuvieran precaución y mi padre le hacía señas a mi tío Jasper para que la relajara. Entre corriendo y no fue difícil encontrar el jarrón. Lo cogí y me fui, no la vi bien, pero no podía estar más ahí. No estaba lista para quedarme y recordar. Me monte y cogí el jarrón y lo empecé a ver. También recordé que cuando tenía como cinco meses de nacida en ese caso tenía como tres años, me dirigí hacia él y cuando estuve a pocos centímetros de él mi abuela me cogió por el brazo hasta tenerme aguantada en la cadera. Me repitió como tres veces que no debía acercarme a él. Lo puse en el asiento del copiloto. Cuando me iba a ir mire la casa, aunque no quería entrar sabía que iba a volver. Cuando salí del camino de mi ex casa paso por mi frente Seth y Jake. Me baje para que no me vieran y dudo que lo hicieran porque pasaron a las millas.

viernes, 8 de enero de 2010

3.1 Salida


Me estaba comiendo un coctel de frutas que hice yo misma. Lo único que llevaba era fresas y fresas. Esa era la única fruta que había en la casa. Estaba en mi cuarto comiendo y viendo que ropa me debería de poner y un folleto de la ciudad que me había traído mi abuelo. Mientras lo leía y comía empezó a llover muy fuerte. Y gracias a esa lluvia decidí rápido el vestuario, muy abrigada tenía que estar. Escogí una camisa manga larga de color azul claro, unos pantalones de un color oscuro, unas botas negras y un abrigo color crema suave que llegaba hasta las rodillas. Me lo había regalado mi tía Alice antes de mi cumpleaños. Ella me regalaba el día antes, el día de mí cumpleaños y el día después, ella decía que era porque comenzaba una vida con los años que cumplía. Y al fin y al cabo era un set de ropa completo. Termine de comer y cogí la ropa y me fui al baño y le puse el seguro. Tenía que tomar toda la precaución posible. En cuanto termine baje para dejar el plato y cogí un poco de café. Me senté y después de unos minutos bajo las escaleras mi abuelo.
-Renesmee, te levantaste muy temprano.-
-Bueno es que me voy de tour y quiero ver todo el pueblo hoy o por lo menos la mitad.-
-A cierto yo fui quien te traje el folleto, no.-
-Sí, y me ha servido de mucho.- el se sirvió café, se sentó y suspiro antes de tomar el primer sorbo.
-Renesmee, ¿Qué pasa contigo?- yo estaba tomando café cuando él me hizo esa interrogante, me ahogue por esa pregunta instantánea. Suerte que no tenia puesto mi abrigo porque si no estuviera arruinado.
-Perdón, como que ¿conmigo?-
-Es que te veo un poco mm como le digo… infeliz se le podía decir.-
-Bueno yo me siento feliz.-
-Vamos nena, tu quieres quedarte aquí. Ni quieres volver en Maine, cierto.-
-Si extraño mucho a Forks y me encantaría quedarme, pero no puedo.-
-¿Por qué no?-
-No puedo dejar mi otra familia sola, tengo dos familias y las dos escogieron caminos diferentes. Y yo quedo en el medio y no se a quien escoger. Ni quiero escoger, si la cosa es así yo me iré a otro lugar lejos.-
-Prefiero mil veces que te vayas con tus padres que estar preocupado tratando de saber tu ubicación.-
-Sí pero después no me volverás a verme si llego a volver.-
-Te iré a visitar y me imagino que ustedes tienen que visitarme a mí también.-
-Cierto.-
-No te preocupes Nessie, tus padres vendrán a visitarme aunque sea lo último que haga. Perdí a tu madre, me perdí sus mejores momentos y no quiero que me suceda contigo. ¿Ok?-
-Gracias.- El se levanto de la silla y me abrazo.
-Bueno tengo que irme a trabajar.-
-Pero abuelo no has desayunado.-
-No es que yo como en el trabajo.-
-Claro que no, tú desayunas en tu casa. Ahora siéntate y espera que te hago algo.-
Le hice una tortilla de huevo con muchas cositas. Unas tostada y le serví más café. Se lo serví y se lo comió completo. Y para el final le di unas fresas.
-Bueno y ¿Quién te enseño a cocinar, Bella o…- se aclaro la garganta y termino.- ¿O Edward?-
-Ahh, pues me enseña mi abuela Esme y a veces mamá, a mi padre le pido que me enseñe a hacer otras cosas y a mi madre y se lo pido a ella antes de las navidades o acción de gracias. Porque en la vida no es solo cocinar.-
-Amor, la comida es lo mejor que hay en el mundo. Pero parece que hay que hacer turno para poder enseñarte.-
-Bueno de algo tengo que entretenerme.-
-Ahora si me voy, nos vemos después.-
-Sí, adiós.- al despedirme fregué lo que ensucie y me fui.
Mi carro casi no tenía gasolina. Me pare en una gasolinera, estaba vacía. Como se notaba que era temprano. Me baje y le eche, estaba más barata la gasolina que en donde vivía ahora. En cuanto se lleno me fui lo más rápido posible. Empecé por el pueblo, me parquee y baje y empecé a caminar. Compre dos o tres cositas de ropa. Era para mi tía Alice y Rosalie. Para mi madre le compre una pulsera hecha a mano que decía Forks. Para mi padre y mi tío Emmett le iba hacer una pequeña broma. Le había comprado una pulsera que decía “Yo amo a los vampiros”. A Jasper le iba dar una camisa de Forks, a mi abuelo Carlisle una caja antigua, tenía grabado unas iniciales semejantes a las de él, era CCA y para mi abuela Esme le quería traer algo de la ex casa. Un jarrón que dejo no sé porqué. Cuando me iba a ir me había topado con Mike y Jesica con dos amigos más. “Porque, no quería encontrarme con nadie más”.

domingo, 3 de enero de 2010

2.6 Simple



Tenía ganas de irme a dormir, pero Charlie no me iba a dejar. Pero estaba segura que se me iba a ocurrir algo. Me senté en el balcón de la casa y estaba pensando en todo lo que me había pasado en toda mi vida. Después de estar un ratito allá a fuera me pare e iba a entrar a la casa. Pero cuando volteo había una guagua parqueándose, era Jacob y su padre. Así que entre más rápido.
-Abuelo en serio estoy muy cansada. No quiero quedarme hasta muy tarde despierta.- dije rápidamente cuando escuche la puerta cerrarse.
-Ahh.- el estaba pensando que contestarme, como si la respuesta fuera difícil.
-Vamos Charlie deja que Nessie se acueste se ve cansada.- Sue a lo mejor pensaba que me dolía algo y quería descansar, ya que ella se estero de toda la historia.- ¿Te gustaría que te obligara a ver mis novelas y las series conmigo? ¿O que me acompañes al salón de bellezas?- el abrió los ojos como plato y la miro a ella.
-Está bien.- acepto volviendo al televisor. Me sonreí con Sue y me despedí.
-Gracias.- dije, le di un beso en la frente, ya estaba acostumbrada a despedirme de mi familia cuando me iba a dormir.
-¡Nessie!- dijo Jake empujando más rápido la silla de su padre. Yo me encontraba en el primer escalón de las escaleras.
-¡Jake!- grito su padre.- No tengo frenos instantáneos.-
-Billy, llegaste. El juego ya empezó.- dijo mi abuelo acercándose. Charlie se llevo rápidamente a Billy y Jake me miro hizo un movimiento como para acercarse a mí pero en pocos centímetros de llegar al escalón se viro y se junto con los demás para ver el famoso juego.
-Hola.- dije para mis adentros.
Subí un poco enojada, una parte de mi quería solo subir y olvidar todo lo que estaba sucediendo abajo. Y la otra quería correr y bajar para estar cerca del hombre de mis sueños. Me cambie de ropa y me acosté. No quería saber nada más de Jacob Black. Cerré los ojos y me imagine yo sola, en un lugar tranquilo sin vampiros ni licántropos. Sin humanos ignorantes al mí alrededor. Solo yo.