Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

jueves, 22 de julio de 2010

9.2 Traición


Jake se fue a una roca para quitarse la ropa y convertirse en lobo, mientras lo hacía me dedique a mirar el lugar. Nunca lo había visto convertirse de un momento a otro, siempre me decía que no estaba preparada para verlo, aunque sé que es una excusa para no verlo. Cuando regreso nos fuimos corriendo a buscar por lo menos un venado. Fui muy divertido, como me gusta cazar. En ese momento me recordé una de mis clases de “caza” con mis padres.

Flash Back

-Nessie, escúchame atentamente. Cuando elijas tu presa, debes mantenerte quieta, observarla, mantener tus movimientos calculados y después atacarla. Es fácil, pero tienes que ser rápida mi amor.- las palabras de mi padre eran muy convencedoras. Lo mire con una sonrisa traviesa y después la desvié a mi mamá quien iba a dar el primer “ejemplo” para mí. En menos de un segundo mi madre ya había elegido su presa y ya la había acabado. No lo podía creer, en ese momento mi madre incondicionalmente me aliento a seguir atenta a estas clases de cazas para ser la mejor y más para demostrarles a mis tíos, a mi padre y a Jacob que podía buscar mi propia presa aunque fuera una mujer y mas siendo una niña. Después mi madre volvió como si nada, pero eso si con una sonrisa de oreja a oreja.

-Mami eso fue fantástico, eres increíble. Eres mejor que papá y que el tío Emmett juntos.- no había medido mis palabras pero en parte eran ciertas. Ella sonrió pero miro atrás de mí, lo que me hizo girar a ver a un padre dolido.

-¿Con que mejor que papá, Reméseme?- me miro dolido un par de segundos después sonrió y camino a nuestro lado.- Tu madre es genial hija mía.-mire a mi madre quien miraba a mi padre con… amor.- Pero ¿Quién crees que le enseño todos esos movimientos, Shakespeare?- cuando mi padre dijo eso mi madre le dio un cabezazo.

-A lo mejor Shakespeare me hubiera enseñado como hacerlo con más pasión.- se defendió ella.

-¿Con más pasión?- pregunto mi padre con un tono de burla.- Si lo haces con más pasión no lograras cazar de aquí a la esquina, porque si hablas de tu pasión te distraerás y tendré que cazar para ti.- después de eso desaparecieron un par de segundos y cuando volvieron me bombardearon con besos. Cuando notaron que ya estaba completamente sumida de besos de padres mi madre me paro para prepararme.

-Vamos Renesmee, a la una, a las dos y a las tres.-

Fin Flash Back

Mi primera caza duro menso de dos horas, ya que cuando había encontrado mi presa mi amoroso padre la atacaba por mí. Su única excusa fue decirme que era culpa de su instinto. Así que no nos fuimos hasta a ver atacado yo misma mi presa. Jake y yo no tardamos en encontrar un venado, sinceramente ni siquiera sabía en donde nos encontrábamos. Pero al parecer él si sabía. Cuando terminamos nos fuimos a una cascada que estaba cerca para lavarnos la boca. Me sentía poderosa, más que nunca. Estaba rehabilitada, ahora si podía ir con el amor de mi vida hasta el fin del mundo. Jake volvió a la roca para vestirse. Mientras se cambiaba yo me acosté en el suelo para mirar el cielo.

-Estoy listo, podemos irnos.-

-Que bien. Vamos a despedirnos de tu hermana para irnos.- regresamos cogidos de manos. Fuimos al hotel, buscamos las habitaciones la cuales se nos tocaron el cuarto piso. Cuando llegamos a la habitación Jake la estaba abriendo, pero el grito que salió de ella hizo que él abriera rápidamente.

-Es Rachel.- dijo mientras metía la tarjeta para abrirla. Cuando entramos estaban todas las maletas en una esquina, Rachel se encontraba sentada en la cama con Paul al frente de ella. Ambos se miraban enojados. Jake cerró la puerta de golpe haciendo que ambos nos miraran. Paul cambio su expresión y se alejo de su novia. Era raro la escena, Paul nos miraba con una media sonrisa para ocultar su nervio, Rachel no podía con la culpabilidad que desconocíamos Jake y yo.

-Jake, Nessie. Que sorpresa.- dijo Paul mirándonos. –Pensé que llegarían más tarde.-

-¿Qué está pasando Paul?- pregunto Jake jalándome para que estuviera de tras de él.

-No, no está sucediendo nada. Solamente estaba opinando con Rachel. Nada más.-

- No Paul, diles la verdad.- decía Rachel con vos ahogada, como si estuviera a punto de llorar.

-¿De qué están hablando ustedes?- Jake pregunto confundido

-Si no se lo dices tú Paul, yo se la voy a decir.- la amenazo Rachel.

-Rachel, no lo hagas. No lo arruines. – decía el moviendo sus manos de un lugar a otro.

-Ellos nos ayudaron, nos dieron dinero. Confiaron en nosotros.- Rachel nos miro- Jake, Nessie por favor perdónenme, nunca quise hacerles esto. Soy una basura no merezco ser tu hermana.-

-¿Perdonarte, de qué? Rachel de verdad que no te entiendo, explíquense.- dijo Jake alejándome un poco más.

-Lo de encontrarnos, no es una casualidad.- planto Rachel sin respirar.

-¿Como que no es una casualidad?- dijo Jake acercándose a ella, pero no dejaba que yo avanzara, solo lo hacia un paso más atrás que él.

-Que nada de que nos encontráramos fue una jugada del destino. Estamos aquí por los Cullen. Ellos nos dijeron que los ayudara para encontrarlos, nos dieron el carro y dinero. También el celular para que pudiéramos comunicarnos con ellos. Querían solamente saber a dónde se dirigían ustedes para ir a buscarlos.- Paul parecía que iba a gritar por haber dicho todo.

-Espera ¿Todo fue una trampa de mi familia?- pregunte confundida y al mismo tiempo sorprendida.

-¿Cómo crees que habiendo tantos lugares llegaríamos al mismo lugar que ustedes?- hubo un gran silencio, de ambas partes. Yo apenas podía pensar sobre lo que estaba ocurriendo. No lo podía creer, aunque una parte de mi sabia que llegarían hacer algo similar, pero nunca me imagine que llegaran hacer tratos a escondidas de la manada y de sus familias. Tampoco podía creer que mi familia escogiera a este par, escoger a Paul lo entiendo, es el más fácil de persuadir. Pero Rachel, eso sí que es caso aparte. No quiero ni pensar que fue propuesta de unos de mis padres, ya que al incluirla sabían que lastimaría a Jake de muchas maneras. Al ver que nadie hablaba Paul retomo la palabra.

-Todo lo que dije hoy en la mañana también fue mentira. Inventamos el papel para poder salir de ahí. Los vecinos eran personas que nos iban ayudar por si se escapaban por la noche. Contactamos con Jesica y Jack antes de entrar, después hablamos con la señora Anderson. Todo iba a la perfección, se supone que hoy llamaría a tu familia para que apareciera en la casa, pero ellos, no sé cómo, se enteraron que podían recibir más dinero hablando directamente con los Cullen. Encontré a la señora, después que nos mando a dormir, en la sala hablando bajito. En ese momento yo bajaba a buscar mi abrigo, eso es cierto.-

-Una mentira menos.- dije sarcástica.

-Cuando iba bajando las escaleras la escucho a ella hablando con alguien Diciendo que tenía idea de donde podía encontrar el celular cuando lo tuviera fuera de mi alcance. Así que hice ruido para que supiera que estaba bajando, recogí mi abrigo y me dirigí a la habitación de Rachel a contarle. Y ahí comenzó la idea de la huida. También cuando supe que irían a buscar a tus padrinos supe que teníamos que ser más rápidos. Pueda que allá pasado muchos años pero yo me recuerdo de ellos coma si fuera ayer. Son los únicos que los pueden mover y enfrentar a los Cullen o cualquier que te quiera hacer daño Jake.- término él alejándose lo más posible de nosotros. Hubo otro silencio que al parecer nadie quería romper esta vez.

-¿Pensaban entregarnos solo por dinero? ¿Nos vendieron solo por tener una mejor vida?- Jake rompió el silencio, todos dimos un brinco cuando él hablo. –Son unos traidores. Yo confié en ustedes, ambos confiamos en ustedes. No puedo creer que nos hayan traicionado. Son una basura.- tuve que aguantar a Jake por la cintura para tratar de detenerlo cuando perdiera la poca paciencia que le quedaba.

-¿Y cómo supieron nuestra ubicación?- pregunte aun aguantando a Jake.

-Tus padres pusieron en unas de las maletas un rastreador. Ellos sabían que tú ibas a votar tu celular y lo pusieron en donde jamás se te ocurriría buscarlo.- Dijo Rachel acercándose a Paul

-Mira sanguijuela, tu vas a morir.- Jake estaba descontrolado pero yo seguía aguantándolo- No puedo creer que me hayan mentido. Y menos mi hermana. Mi propia sangre.- decía Jake llorando de la rabia, trato de alejarme de él para romperle la cara a Paul, pero no se lo hice fácil.

-Me dan lastima ambos. No valen la pena.- vine y aguante la cara de Jake y le di un beso en unas de las lagrimas- Todo va a estar bien, si. No te preocupes. Vámonos Jake aquí ya no hay nada que hacer.-

-Jake lo hice por tu bien. Los Cullen me dijeron que si descubriéramos donde estaban te devolverían a casa. Sabes que ya no soy como antes. Desde que empecé a vivir con ustedes ya mi vida no giraba en torno al dinero. Aprendí muchas cosas, hice esto por ti…- Paul la interrumpió tocándole el brazo. Después nos miraron y el tomo la palabra.

-Cállate Rachel. Ya lo hiciste, ¿tú no crees que tu hermano sabía el riesgo que corría por estar conmigo? De verdad eres una tonta y más tonto es Paul por no decirte nada de esto. Pero basta de hablar, acérquense.- cogí un vaso de agua para Jake.- Amor me puedes traer el cable del teléfono, creo que con eso bastara.-

-Claro que puedo.- Jake se fue directo a la pared y rompió un gran canto de cable. Me miro un poco confundido, pero me lo dio después de dudar.- ¿Para que la quieres?-

-Mira y aprende. Párense opuesto uno del otro.- Paul trato de escapar pero Jake fue más rápido y lo golpeo dejándolo inconsciente. La jalo hasta dejarlo del lado opuesto de su hermana, me ayudo a amararlos muy duro.- Ahora Jake sácale la bolsa a las almohadas y dámelas.- con las bolsas de las almohadas le tape la boca a ambos.- Ayúdame en meterlos en el closet. Gracias.-

- Mi vida espera déjame buscar algo.-Jake busco en los bolsillos de Paul y busco el número telefónico de sus padrinos.-Tengo una idea, ¿Por qué no mejor cambiamos de maletas y dejamos las de nosotros en el hotel para que crean que seguimos ahí?- dijo Jake

-Guaow, me encanta tu plan.- dije sorprendida.

Gracias al cielo todo cupo en las maletas. Pensé en tener que llevar algunas cosas en las sabanas del hotel, pero no tuve ni que sacar esa idea a reducir. Mi bolso pesaba más de lo que pesaba antes. No tuve más remedio que meter ahí el dinero y todo lo que había en esa maletita. Cuando bajamos al lobby nos detuvimos ante recepción, petición de Jake.

-Buenos días señores ¿en qué podemos ayudarlos?- el hombre se veía de unos cuarenta años. Su piel era morena y sus ojos eran de un marrón claro.

-Es que unos amigos de nosotros está en la habitación 317, usted ya sabe muy bien lo que están haciendo.- dijo Jake haciendo expresiones.

-Entiendo, ¿Pero qué quieren que haga yo?- su tono sonó a indiferencia, lo que me dio ganas de arrancarle la cabeza.

-Queremos que los dejen como hasta las 11:30 allá arriba. Después ¿pueden subir y darles esta nota? Y si viene alguien preguntando por ellos antes se la pueden dejar, será mucho mejor. - dijo Jake dándole un pedazo de papel doblado.

-Por supuesto, que pasen un buen día.- la tomo y la guardo en su bolsillo delantero.

-Muchas gracias.- yo no sabía que decía la nota pero tenía por seguro que lo iba averiguar. Salimos del hotel y no tardamos mucho en meter todas las maletas en el baúl. - Listo, vámonos.-

-¿Jake que decía la nota?-

-Bueno la nota es más bien para tu familia por si llega aquí, que es lo más obvio.-

-Bueno ya ¿Qué decía?-

-Después te digo, cuando sepa que ya ellos la hayan leído. Solo te puedo decir que moriría por ver la cara que pone Edward.-

-Eres malo, pero me las pagaras. Sea lo que sea mi padre se enfadara más de lo que estará al ver que su plan no dio resultado y te dará caza.-

-Pues que de caza, bueno ya lo hizo. Mira tenemos que ir a buscarla a esta dirección.-

-Ok, vamos. Antes que venga otro traidor.- dije

Cuando nos fuimos del hotel guiaba yo, sabía que Jake aun estaba que echaba fuego por lo ocurrido y no quería que de desquitara con el carro. Tenía esperanza de que encontráramos ese lugar rápido. Estuve guiando más tres horas, Jake se mantuvo todo el camino organizando las paradas que haríamos para comer, estirar las piernas y cosas así, era la única cosa que lo mantenía ocupado. Pero después de pasar una hora y media de su trabajo se quedo dormido con el mapa encima. Me detuve cerca de un restaurante y al verlo sentí más fuertes las tripas de Jake. Bueno yo también tenía hambre, no podía negarlo. Así que entre para comprar algo ya que la comida que Jake y yo compramos se nos había quedado en la casa de la señora Anderson. Cuando estaba pagando vi a Jake despierto. Con nada más verlo avance en comprar el almuerzo. Yo sabía que aun estaba mal, que en su mente estaba viviendo ese momento. En cuanto me acerque él salió del carro y avanzó hacia mí. Me dio un gran beso y un abrazo que me dejo loca pero al mismo tiempo con la boca abierta. El nunca me había besado ni abrazado de esa forma.

-¿Y eso?- pregunte aun asfixiada.

-Bueno es tu premio. Te lo mereces y lo necesitaba. Desde la traición dejamos de cuidar nuestro amor. Yo lo único que hice fue echarle agua.-

-Bueno, yo lo voy a poner al sol.- dije dándole otro beso y poniendo el almuerzo al piso.

-Sabes deberías de ponerlo más al sol.- dijo acariciándome el rostro

-Gracioso. Mira amor, creo que estamos cerca del lugar de tus padrinos.-

-Que bueno. Estoy muy cansado de este viaje.-

-Pues, si quieres llegar entra al auto para poder irnos.-

-Pero ¿no vamos a almorzar?-

-Jake el auto es perfecto, sube.-

-Está bien, me subo.- nos quedamos almorzando en silencio, pero era cómodo hacerlo. No me sentía preparada para hablar de lo que nos había ocurrido. Si podría esquivar el tema haría sin ningún problema. Cuando terminamos Jake tomo el volante mientras yo descansaba unos momentos.