Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

miércoles, 4 de agosto de 2010

10.1 Busqueda


Tenía miedo, no me atrevía a decírselo a Heilyn pero yo sabía que ella tenía muy presente de que tenía miedo. Así que saque mi collar y lo empecé a apretar. Sentía que si lo hacía me daba fuerzas. Mire para abajo y me di cuenta que en la mano de Heilyn había una pulsera que combinaba con mi collar. Se parecía mucho a la pulsera de mi abuela. Me quede mirándolo.

-¿Qué pasa?- me pregunto Heilyn muy ansiosa por saber.

-No, nada. Es que esa pulsera es muy hermosa. ¿Quién te la dio?- dije escondiendo el collar.

-Bueno me la regalo… John. Era de su madre, su padre la guardo y después me la dio.-

-Es muy hermosa.- bueno a lo mejor me equivoque, pero era igualita al collar, solo que la joya era más pequeña.

-Si.- mire para abajo y empecé a temblar.- ¿Qué te acurre?-

- Tengo miedo.-

-Es común, pero vas a ver que ya mismo sale por ahí corriendo pateando piedras y eso. – Después estuvimos calladas, pero Heilyn no aguantaba el silencio entre nosotras.- Sabes, cuando Jake nació yo estaba contenta. Era la cosa más bella que había vista en mi vida. Era pequeño, se veía tan desprotegido.-

-¿Así?-

-Sí, le hicimos una fiesta en grande y yo no había visto a John tan feliz. Fue la primera cara feliz que había visto de él después de haber dejado a los Volturi. Lo visitábamos cada año y a veces tres veces al mes. Al principio no respirábamos para que no nos me molestara el olor, pero después se convirtió en un reto personal. No sé si ellos se acostumbraron, casi me quedaban en casa de Billy o me llevaba a Billy junto con Jake y su madre a pasear y esas cosas. En cuanto Jake creció se iba pareciendo mucho a su madre. Claro, también tenia de su abuelo, pero era increíble ver las facciones de ella en él, siempre pensamos que sería el clon de Billy -

-El nunca me ha hablado de su madre.-

-Bueno tienes que entenderlo, su madre murió después que el cumplió 6 años. Fue al mismo tiempo en que declararon que él iba hacer el alfa en cuanto cumpliera la edad.-

-¿Y cómo fue eso? ¿Todo eso paso el mismo día?-

-Sí, Billy busco ese día a Jake a la escuela. Él lo llevaba a una reunión de los ancianos de la tribu para darle un collar que llevaría o algo así. Lo tenía que llevar hasta que creyera verdaderamente en sus raíces y hasta que cumpliera una cierta edad. Para él era una reunión para su padre. En cuanto lo declaró alfa su madre murió. Y su muerte fue rara, bueno su madre estaba enferma pero el doctor dijo que iba a durar unas semanas más o hasta meses.

-¿Pero nadie sabe por qué pasó eso?-

-La gente de la reservación decía que su madre le cedió a su hijo la máxima protección. Porque su espíritu lo iba a cuidar de todo lo malo que le pasara. Ahh, pero Billy decía que los antepasados la buscaron, porque necesitaba su ayuda para cuidar al próximo alfa y también porque no querían verla sufrir más.-

-Vaya, yo no sabía nada de eso.-

-Jake apenas se acuerda. Pero son flashback que le dan de repente. Billy dice que es su madre para que no se olvide de ella y que también sepa que ella está con el.-

-Jake tuvo que sufrir mucho.-

-A lo mejor.- dijo con duda.-Espera, escucha.- dijo ella deteniéndome.

-¿Qué? ¿Qué cosa?-

-Mira.- me jalo detrás de un tronco para escondernos y cuando me asome era Jake como lobo dormido por dardos y estaba amarado.

-¿Quiénes son?-

-Vampiros Rebeldes.-

-¿Qué? ¿Vampiros rebeldes?- ella asintió solo una vez.- ¿Qué van hacer con Jake?-

-Lo van a matar.-

-¿Qué?- ella me mando a callar. Ya que le exigí bastante alto.

-Mira Nessie, unos vampiros que vivían aquí nos avisaron de ellos, pero como John y yo estamos la mayor parte del día en el trabajo nunca nos hemos topados con ellos.-

-Heilyn no podemos dejarlo aquí.-

-Lo sé, lo sé. Déjame pensar en algo. Ya mismo nos van a oler-

-Yo tengo un plan. Vamos, mejor dicho voy escondida y suelto a Jake.-

-Nessie no es tan fácil ¿Nessie, donde estas?-

No podía quedarme ahí escondida y mirar el procedimiento de cómo matar a un licántropo y menos que ese licántropo fuera mi novio. Me acerque a él porque lo dejaron en una esquina a lo que se despertaba. Se veía golpeado y estaba sangrando. Por poco lloro pero me tuve que aguantar. Lo desamare de las patas y le empecé a dar cachetadas para ver si se despertaba. Pero no daba resultado hasta que cogí una rama y le di un golpecito en el lomo y eso si dio resultado. Se despertó lentamente.

-Jake no vayas a levantarte mejor hazte el dormido porque si descubren que estas despierto te van a matar. Cierra los ojos una vez si me entiendes-

El cerró los ojos, dándome a entender que me escucho. Y en pocos segundos se quedo inmovilizado y como si hubiera trabajado todo el día. Como se notaba que estaba golpeado y medio dormido, porque no reacciono enojado ni nada de eso.

-Te amo.- le dije.

-¿Pero que hace esta joya en este bosque?- pregunto una voz masculina. En cuanto mire para atrás me jalaron. Antes de que me jalaran completa toque a Jake para que supiera que iba a estar bien y para avisarle que no hiciera algo estúpido.

-¿Qué haces tú aquí? ¿Y que eres? Porque tienes un olor raro.- en esos momentos descubrí que era unos vampiros viviendo en la edad de piedra, unos ignorantes que no saben nada.

-Bueno yo soy un experimento de los…- no sabía que decir hasta que recordé las personas perfectas.- Volturis, si de los Volturis. Me hicieron mitad humana para poder convivir con los humanos ya saben, por si les interesa uno.-

-¿Pero qué haces aquí, si ellos te necesitan tanto?- pregunto uno de lso que estaban al lado derecho del que había hablado primero.

-Bueno vine a buscar a ese licántropo. Ellos lo quieren. –

-Si como no. Estas mintiendo, yo tengo una idea mejor. Primero matamos a ese licántropo, después a ella la cogeremos como mi mascota personal.-

-¿Qué? No suéltenme, suéltenme.- que hice, ahora Heilyn tenía que salvar a dos en vez de uno. Así que empecé a gritar, me taparon la boca con un trozó de tela y después de un rato perdí la conciencia.

lunes, 2 de agosto de 2010

9.3 Encuentro


El trayecto al trabajo de los padrinos de Jake fue muy tranquilo. Escuchábamos música cuando empezó una que Jake me dedico, aunque no era un buen momento él me dijo que serviría para relajarme. Se llamaba Fall For You de Secondhand Serenade. La canción era muy linda, me hizo pensar que todo eso lo pensaba él de mí. Mientras la canción llegaba a su final entramos a una calle muy habitada, las personas que caminaban por la acera llevaban ropa de marca y algunos sus mascotas. Nadie se dio la tarea de vernos, no era que lo quisiera, pero éramos el único auto en esa carretera. Pero era de entender, ya que mi carro no era un BMW como el de mi tía Rose o un Porche. Doy gracias al haber sacado eso de mi madre, no me gustaba gastar dinero en objetos nada necesarios en mi vida. Cuando estábamos llegando al final del pasillo, Jake se detuvo cuando pasamos por un edificio de cuatro pisos, Mire bien adentro y vi el numero de este, dándome cuenta que habíamos llegado. Jake se estaciono y bajamos. La recepcionista, además de mirarnos un poco horrorizada, nos dijo que ellos se encontraban en el tercer piso. Subimos hasta el piso que era, cuando se detuvo nos encontramos con otra chica, solo que mas mayor, como de unos treinta. Al lado de ella había un cartel de metal que decía “Abogados, Sr. Y Sra. O’Conell”. Salimos del ascensor, yo salí con la cabeza baja, así viendo mis zapatos. Mire a Jake y después mi atuendo. Se me había olvidado que nuestros atuendos eran más playeros, con una pizca de fugitivos, ya que nuestras tropas estaban sucias por haber estado cazando.

-Jeke se nos olvido cambiar de atuendo.- dije deteniéndolo, antes de llegar a la secretaria.

-Olvídate de eso, a ellos no les importara lo que llevemos puesto, créeme. Con lo que le vallemos a decir se les olvidara hasta que estamos con ellos.-

Jake me aguanto por la cintura, caminamos juntos hasta llegar a ella. Yo temblaba, Jake me aguantaba y la secretaria no dejaba de escribir en la computadora. Jake se aclaro la garganta tratando de hacer que la señorita nos mirara, pero no tuvo mucho éxito.

-Buenos días. ¿En qué puedo ayudarles?- nos pregunto mirando a la computadora

-Bueno queremos ver a los abogados. Obviamente- lo último Jake me lo dijo en el oído.

-¿Tienen cita?-

-No, pero…- ella no dejo terminar a Jake.

-Lo siento, solo pueden verlos con cita.- mientras terminaba de hablar nos miro y se quedo mirándonos a los dos.- Perdón, la casa de personas sin hogar es en unas calles de aquí.- dijo apuntándonos con su dedo.

-¿Perdón?- pregunte sorprendida de que nos insultara de esa manera.

-Bueno, la casa para vagabundos.- aclaro, como si fuera una adivinanza fácil de descifrar.

-Mire señorita si le dije que queríamos ver a los abogados es que queremos ver a los abogados.- volvío a insistir mi novio.

-También les dije que no pueden ver a los abogados O’Conell sin cita.-

-Mire, solamente tiene que pararse y decirle que un cachorro vino a verlo.- casi dijo riendo Jake.

-Lo siento…-

-Solo hágalo. Si no lo hace, nosotros solos entramos.- le dije molesta

-¿Que se creen ustedes? ¿Qué, ahora les hago caso y los dejo pasar como si fuera su casa?-ella se altero mucho al mismo tiempo que yo.-Pues déjenme decirles que esas cosas no ocurren aquí. Háganme el favor de irse.- íbamos a protestar pero una vos masculina nos lo impidió.

-Amanda, déjalos entrar.-

-Si señor O’Conell.- nos miro con odio.- Pueden pasar.- nos dijo enojadísima, pero en vos baja. Jake le dio una gran sonrisa a ella mientras nos íbamos a la oficina.

-Nos vemos Amanda y cuando pueda tráigame un café o mejor un chocolate caliente, gracias.- la muchacha parecía un tomate al escuchar a Jake.

-¿Y ustedes se creen que yo me voy a bajar de categoría por servirles café? Y más a unas personas que ni siquiera llevan una buena ropa encima.- cuando le iba a contestar nos interrumpió otra vez las personas que se encontraban adentro.

-Puedes hacerlos pasar ¿o tendré que buscarlos yo para que pasen?- esta vez era una voz femenina, Jake le hizo una burla, pero no me atrevía a mirarla porque gran parte de mi me decía que me iba a reír.

-Mi vida aquí vamos.- me dijo Jake, cuando estábamos llegando a la puerta él me agarro la mano muy fuerte. Cuando entramos nuestras manos se soltaron por la figura que rodeaba a Jake con sus manos.

-¡Jacob!- dijo una voz femenina, muy ilusionada.

-Madrina.- Mientras ellos se abrazaban pude ver otra figura en la sala. Era un hombre, pálido, con ojos color café dorado y pelo negro. El me sonrió a lo cual le respondí igualmente. Cuando Jake y su madrina se soltaron pude verla mejor. Ella llevaba en pelo más debajo de los hombros, ondeado y color marrón claro. Y sus ojos eran iguales a los de su marido.

-Jacob, has crecido demasiado.-le dijo ella con una gran sonrisa, le miro la cara, pero se le quedo mirándole los ojos y después cambio su expresión a preocupación. -¿Pero en que problemón te has metido? Cuando te dije que me buscaras si tenías problemas era por bromear. Más bien era una indirecta para que me visitaras.- me quede tonta, pero en qué momento Jake le dijo lo de nuestro problema.-Hola Nessie ¿Cómo estás?-

-Ahh, b-bi-bien.- le dije apenas, después le tendí mi mano.

-No te preocupes, no debes asustarte.- me aseguro ella mientras me soltaba la mano.- Haremos lo que esté a nuestro alcance para ayudarlos. No los dejaremos, no te preocupes. Aunque e de confesarte que no será nada fácil.-

-¿Co-como se entero usted de nuestro problema? Jake no le ha dicho nada de la razón por la que estamos aquí, ni siquiera mi nombre.-

-Jake, ¿no le dijiste de nuestros dones?- dijo su madrina con tono regañón.

-Se me… olvido.- dijo rascándose la cabeza.

-Bueno Jake ¿Es que últimamente se te está olvidando las cosas?- le pregunte muy seria

-Está bien, nosotros mismos te lo explicamos pero primero siéntense.- dijo ella. Cuando nos sentamos la madrina se sentó al frente de nosotros mientras el padrino le iba a dar el día libre a la secretaria para poder hablar y sin interrupciones.

-Ok, ¿en donde empezamos?- pregunto el padrino de Jake sentándose- Yo me llamo John O’Çonell y mi esposa se llama Heilyn.-

-Es un gusto, yo me llamo Renesmee pero me pueden decir Nessie.-

-Bueno Nessie mi poder es que con ver a las personas frente a frente veo todo lo que le ha pasado desde que nació.- dijo Heilyn

-Y el mío es que puedo saber que va hacer la persona. Me explico, yo con ver a la persona de frente a sus ojos, puedo ver que va hacer en el futuro, pero solo a esa persona, veo la reacción que tomara en el futuro. Se la acción que va hacer.-

-Entonces si usted me mira a los ojos va a saber qué acción voy hacer en el futuro.-

-Si.-

-Guau. Son poderes increíbles.-

-Gracias, ¿pero alguien de ustedes tres me pueden decir en qué problema están metidos?- dijo John.

-Yo te explico.- le dijo Jake. Cuando termino de explicarle a su padrino el “problemón” él se quedo tan quieto que parecía una estatua.

-Bueno mi amor como ya sabes todo el problema de tu ahijado, vamos a ir a casa. Para que los dos jovencitos descansen.-

-Si vamos.- dijo pero aun con la mirada clavada en el suelo.

Cuando salimos esperamos a que ellos cerraran el lugar. Jake y yo nos montamos al auto y nos fuimos detrás de ellos. La casa estaba muy despejada del lugar. Estábamos en un bosque, se parecía tanto al camino para llagar a mi ex casa. Nos paramos en una mansión increíble. Era de dos pisos y era de color crema por dentro. Las escaleras eran una del lado izquierdo y una del lado derecho y después ambas se juntaban. Mi cuarto era gigantesco, tenía hasta sillones y un televisor y me toco con ventana y balcón. Me sentía cómoda en ese lugar. En cuanto desempaque mis cosas, me bañe y me puse una camisa azul de manga larga, un pantalón que me llagaba debajo de las rodillas y unas sandalias. Cuando estaba bajando Jake también pero del lado derecho. Ambos bajamos y nos reunimos con John y Heilyn, que nos esperaban en el estudio de este.

-Bueno, este problema es muy fuerte.- nos dijo John cuando nos sentamos.

-Gracias por tu honestidad, padrino.-

-Jake, tu sabes que no me gusta mentir y menos a las personas más cercanas a mi vida.- le dijo con un poco de enfado.

-Lo sé. Pero no pienso esconderme en una cabaña toda mi vida con Nessie.-

-Ya sabemos amor, pero escucha a tu padrino. Es muy peligroso, los pueden matar a ambos.-dijo Heilyn

-Miren yo soy su ahijado y los conozco perfectamente. Ustedes pueden pedirles permiso a la máxima autoridad de los vampiros que nos perdonen la vida. Ellos están obsesionados con sus dones.- les dijo Jake casi gritando y muy alterado

-Jake cálmate, si. Primero queremos que nos digan los pasos que tenemos que seguir para poder llegar a ellos.- dije cogiéndole la mano a Jake

-Llegar a ellos es fácil. Lo difícil es convencerlos y salir.- dijo John mirando hacia la ventana

-Miren los Volturi no son vampiros cualquiera, si al principio les caes mal o te tienen envidia buscan cualquier pretexto para matarte, eso es lo primero. Lo segundo su caso no es que sea difícil pero es muy arriesgado. Ellos nunca querrán que dos personas diferentes se unan y hagan una nueva especie y lo primero que van a pensar es que van hacer una especie de raza que pelee contra ellos.- explico John.

-Pero ni siquiera sabemos si podemos tener hijos.- dije preocupada

-Lo sé, pero como quiera va a ser una amenaza para ellos.- retracto Heilyn.

-Bueno madrina si ellos piensan lo que estás diciendo ¿Qué podemos hacer?-

-No sé, pero tengo que hablar con tu padrino a solas un momento, ok.-

-Está bien, vamos Nessie.-

Jake y yo nos fuimos. Pero me llevo para a fuera para escuchar la conversación que tenían sus padrinos, pero nos distanciamos un poco para que no sintieran mucho el olor. El primero en hablar fue John, pero comenzó con el pie izquierdo.

“¿Cómo podemos ayudarlos Heilyn? Nos van a mata, con solo poner un pie ahí. Mejor buscamos otra solución”

“John es nuestro ahijado, no lo podemos desamparar y le prometimos a Billy que lo íbamos ayudar cuando el mas lo necesitara y ya escuchaste a Jake el no quiere esconderse en una cabaña”

“No pienso ir a Italia para enfrentarme a esos vampiros otra vez Heilyn. Yo me prometí que nunca iba a volver a ese sitio”

“¿Me estás diciendo que no te vas arriesgar por él? Ellos se aman de verdad John. No podemos obligarlos a que se olviden de todo esto”

“No, no y no. Nos vamos a quedar aquí y es lo último que voy a decir e hacer” ‘

“Así pues iré yo sola a Italia con ellos dos. Los voy ayudar te guste o no”.

Jake se enojo por la respuesta de su padrino. Se alejo de mí y se dirigió hacia el bosque.

-Jake no te enojes, entiende a tu padrino.- ni siquiera miro para atrás- Escúchame Jake vamos hablar con ellos primero, por lo menos Heilyn nos va ayudar.- trate de convencerlo, pero cuando él quería ser terco, lo era.

-No Nessie, ahora estamos solos, solos. Como el principio.- grito y después cuando le iba a contestar se había convertido en lobo y empezó a correr.

-¡No te atrevas a irte!- dije gritando pera ver si los padrinos me podían escuchar y ayudarme. Después de cinco minutos salió Heilyn de la casa.

-Nessie empaca tus cosas, nos vamos a Italia ¿Dónde está Jake?-

-Se fue.- dije alejando mi mirada de ella.

-¿Qué se fue? Pero si podía olerlos a los dos. ¿Qué pasó?- la mire de reojo y vi que estaba un poco frustrada.- Matare a John por necio y a Jake por desconfiar de mí.- bajo la mirada y dejo salir un gran suspiro.- Ahh, vamos a buscarlo. Antes de que se encuentre con un vampiro. Pero acuérdame que si le llega a pasar algo a Jake le dé una paliza a John.-

-¿Vampiro?-

-Nessie no se si hay otros vampiros por aquí, pero deben de haber. Cuando nos mudamos unos vampiros se mudaban para otro país y nos dijeron que habían vampiros por ahí, así que no dudaría que aun estuvieran-

-Bueno, vamos.- Corrimos, pero no encontramos a Jake. Me estaba asustando. Que más nos podía pasar.