Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

miércoles, 24 de febrero de 2010

5.4 La Push


Mientras veía el paisaje pensaba que este sería mi refugio. Nunca pensé que sería capaz de enfrentar a mis padres, eso era un gran reto para mi. Jake me miraba preocupado pero me sonreía para animarme, él detuvo el carro y mire esa casa roja, me imaginaba que era la casa de Jake. Cuando entramos estaba su padre y una mujer jovencita, la cual se sorprendió al verme.

-Nessie, ella es mi hermana Rachel y mi padre Billy.-me los presento, con la mirada a su padre

-Mucho, gusto- estaba un poco nerviosa, yo pensaba que iba a conocer a su familia en un momento más formal.

-Hola, bienvenida a nuestro hogar.- me dijo Billy.

-Si bienvenida.- termino Rachel.-

-Gracias.-

-Así que tú eres la nueva novia. Me alegro, por fin se acabo la obsesión con la otra, la tal Vela- dijo Rachel.

-Se llama Isabela, y le dicen Bella- le dije y me di cuenta de que había metido las patas

-Así que la conoces, yo nunca conocí las ex de mis ex novios. Pero es una buena idea, conocer a tu ex rival.-me dijo mirándome de arriba abajo.

-No es que Jake me hablo de ella. El no me tiene secretos.-

-Ahh, bueno. Qué bueno que mi hermano no te oculta secretos.-

-Sí, eso es una de las cosas que me gusta de el.- lo mire y él me guiño y se rio.

-Mmm, bueno.- ella se alejo un poco de mi y se acerco a un sillón negro.- Mira Jake viste a Leah.-

-Si la vi.- dijo poniéndose medio de frente a su padre casi arrodillado. Mientras yo estaba acá con Rachel.

-Pobre, su vida no ha sido fácil. Primero: su novio la deja por su propia prima. Es asqueroso que tu novio te cambie por otra persona y más si esa persona es familia, no crees.

-Sí, he escuchado casos-dije mirando ha Jake

-Y segundo: su padre muere por un infarto. Ha sufrido mucho-

-Si, a lo mejor por eso esta tan sangri… tan sensible-sentía que ya mismo me iba a votar por hablar mal de su amiga.

-Deja de molestar Rachel, venimos para hablar con papá.-dijo Jake parándose y jalándome.

-Está bien, los dejo a solas. Si me llegan a necesitar estaré…

-Con Paul, lo sé.- dijo Jake ella lo miro mientras salía de la casa.-Papá, necesitamos que me des la dirección de mis padrinos-dijo Jake en voz baja.

-Para que la quieres. No me digas que estas en problemas-dijo Billy mirándome

-Papá ella es mi novia, se llama Renesmee, le digo Nessie de cariño. Por ella necesito la dirección de mis padrinos- ¿Qué? Jake estaba en problemas.

-Es un gusto señorita-dijo con una sonrisa

-El gusto es todo mío, señor.-

- Y ¿cómo esta belleza te ha traído problemas?-

-Ella es la hija de Bella Cullen y Edward Cullen. Ella es mitad humana y mitad vampira-cuando Jake le dijo eso a su padre se puso serio.

-¿Cómo se te ha ocurrido traerla aquí? No vez que si se enteran el resto de la manada los mataran, ¿nadie les advirtió?-

-No tienen idea, señor-dije un poco avergonzada

-No te acuerdas que Paul viene aquí hasta en sueños.-

-Papá Rachel se fue con él y nos iremos rápido. Solamente dame la dirección y nos iremos- Billy nos miro y se fue para su cuarto y cuando regreso tenía un pedazo de papel.

-Aquí la pueden encontrar a Heilyn. Ella y su esposo llevan ahí más de 10 años. Acuérdate Jake que ella se muda cada 15 o 17 años y nunca se quedan esos años completamente. Es depende de su trabajo. Deben avanzar.-dijo Billy

-Gracias papá. Volveré, te lo prometo.-y después Jake le dio un beso en la frente a su padre y lo abrazo. Se fue para uno de los cuartos y en unos minutos apareció con una maleta y otra pequeña.

-Muchacha-me dijo haciéndome señas con las manos para que me acercara- Si de verdad amas a este perrito, no le hagas caso a las personas. No las escuches, escucha a tu corazón. No importa lo que digan la gente. Lo que te tiene que importar es que ambos se aman, se respetan y lo que has hecho por el no tiene precio.-

-Lo sé señor, y gracias por el consejo.- Jake me estaba esperando en la puerta.

Salimos tomados de las manos, hasta que Billy dejo de mirarnos y lo empuje. Le hice señas de que subiera al carro. Cuando subimos le jale la oreja.

-Ay, ay. Nessie.- dijo gritando.

-No te jalo el rabo porque estas como humano ¿Y cuando me ibas a decir que ellos son tus padrinos? Tú odias a los vampiros-

-A ellos no.-

-Como quieres que confié en ti, si me ocultas cosas.-

-Mi vida, yo te oculte esto porque se me olvido. Me dio tanta emoción acordarme de ella.-lo mire con la cara especial-Digo de que se me ocurriera en pensar en ellos. Estaba paseando y pensando ¿Como reaccionara mi familia al saber que mi novia es semi vampira? Y en ese momento me acorde de ellos. Fue como un flash back. Todos mis recuerdos de ella en unos segundos. Por poco beso mi cabeza.-

-Leah tenía razón, estás loco-

-Bueno eso me sirvió para capturar tu atención- lo mire un poco enojada. No podía dejar de pensar que me ocultara eso tan importante. Ahora no sabía si estaba con un novio cuerdo

-Mi vida si cuando le dije a mi padre “MADRINA “me acorde de que se me había olvidado contarte y lo primero que vi en mi mente era a tu padre con un carrito de perros calientes.-

-No es para tanto, cachorro. No te entregaría a mi padre. No soy tan mala.-

-Bueno vamos a comprar unos mapas, para ver la ubicación bien de mí… de Heilyn-

-Una mentira mas y vas a saber lo que es una vampira enojada.-

-Bueno, ya conocí a tu, madre.- lo mire muy seria pero después me reí.

martes, 23 de febrero de 2010

5.3 Despedida



Cuando estaba llegando a la casa de mi abuelo, vi por la ventana a Bella hablando con Sue y Edward acercándose. Así que me fui corriendo para entrar por atrás. Tenía que avanzar antes que Edward me leyera la mente. Corrí y corrí hasta que estaba al frente de la puerta. No pensé y entre corriendo. Me tropecé con una mesita, que juraba que no estaba ahí. Pero me levanté y corrí por las escaleras.
-Renesmee ¿qué pasa, porque corres?-pregunto mi abuelo
-Me tengo que ir, solamente vine a recoger mis cosas y despedirme de ti abuelo-dije fatigada
-¿A dónde vas, señorita?-me pregunto Edward
-Obviamente me voy de este lugar y sola.-
-¿Con quién te vas?- dijo Bella
-¿Te interesa lo que me pase?-dije
-Claro corazón, nos interesa todo lo que tenga que ver contigo-dijo Bella
Pero no le hice caso y me encerré en mi cuarto. Suerte que no desempaqué toda mi ropa, porqué de haber sido así les daba tiempo a mis padres de llevarme de regreso. Empaque todo muy rápido y no me importara que la ropa se estrujara ni nada por el estilo. Me puse una chaqueta que no me pegaba en nada, me puse unas botas negras y si mi tía Alice me veía le iba a dar más dolor de cabeza. Tire de las cinco maletas cuatro por la ventana y la otra que es donde estaba el dinero y la carta de Jake la llave a la mano. Cuando baje Edward estaba esquivando la puerta, Bella al frente de él y mi abuelo en el comienzo de las escaleras.
-Renesmee, ¿qué te pasa, te peleaste con Jake?- dijo mi abuelo con cara de que le diera una explicación
-No abuelo, solo que me canse de este lugar. Me quiero ir de Forks, sola.-cuando le dije eso a mi abuelo, el estaba mirando a Bella.
-No, ella se va con nosotros- dijo mi papá.
-Nena, podemos hablar antes de que te vayas-dijo Bella. Mire alrededor y todos en la casa me estaban mirando.
-Está bien, vamos hablar atrás de la casa-
Tenía que aceptar. No tenía elección. Si decía que no me iban a obligar y mi abuelo le cogería mas cosa a Edward. Cuando salimos me aleje de ellos lo más posible.
-Mi corazón, gracias por aceptar hablar con nosotros.-Dijo Bella feliz
-Solo acepte porque no tenía otra opción.-
-Siéntate Ness….- mi padre suspiro y se aclaro la garganta.- Renesmee Carlie Cullen Swan ahora mismo- dijo Edward
-Ok, señor.-
-Renesmee llámame como tú quieras. Pero como me llames seguiré siendo tu padre y Bella tu madre-
-Lamentablemente es cierto- dije mirándolos.
-No lo puedo creer. ¡Tú no sabes lo que hizo tu madre por tenerte, arriesgo su vida por salvarte a ti!- dijo Edward, que si hubiera sido humano estuviera llorando de coraje.
-Y se lo agradezco con toda mi alma, pero unos verdaderos padres me hubieran apoyado con mi decisión, si de verdad me querían, hubieran aceptado a Jake. –
-Es que tú no entiendes, te pueden matar, a ambos. Mi corazón, si te vas con nosotros el vivirá y tu también, si te vas con nosotros le salvaras la vida a él. Tu estarás agradecida con nosotros por haberte abierto los ojos.-dijo Bella acercándose poco a poco
-No, mi vida está destinada a estar con él.- Edward se me acerco y cogió mi rostro entre sus manos
-Escucha a tu madre, ella esta diciéndote la verdad. El puede morir y tu también. A lo mejor a ti no te matarían porque hay pocas de tu especie. Pero solo piénsalo corazón.- decía aun aguantándome el rostro.
-¿Eso es cierto? Si me voy con ustedes el estará a salvo.-
-Claro que si, nada le pasara si te vas con nosotros. El podrá seguir con su vida, podrá quedarse enojado por t decisión, pero las heridas la cura el tiempo.-me aseguró Bella
Me quede pensando por un momento.
-¿Quién se llevara mi carro?-
-¿Entonces eso es un sí, mi corazón?- pregunto Edward
-Sí papá, me iré con ustedes para salvarlo. Ustedes tienen razón, no sé porque me puse tan terca.-
-Es el amor, mi corazón.- dijo Bella cogiéndome por el codo, ayudándome a levantarme.
- Es el amor que nos ase hacer estupideces.- me explico Edward mirando a Bella.
-Ay, gracias mi niña. Has elegido lo correcto, el te va a perdonar, ya verás.-dijo Bella
-Eso espero.-
-Vamos a recoger tu equipaje-me dijo Bella
-Ahh, mi equipaje esta en el piso de…-
-Ya sabemos, escuchamos cuando cayeron.-mire a mi padre con una sonrisa.-Está bien vamos.-

Cuando me monte en el auto, vi a Jake en mi carro. Me dolía hacerle esto, con quien me sentía segura, extrañaría su voz, no podía creer que les podía hacer esto… a mis padres. Le hice señas de que no se acercara todavía. Me acerque a la palanca de abrir el baúl. Salí con cuidado del auto y pensaba en mi mente “es para salvarlo, es para mantenerlo vivo, espero que me perdone. Espero que un día si me llega ver me salude sin ningún rencor”. Saque mi equipaje del baúl, y la hice señas a Jake de que se acercara. Quería tanto a mi abuelo, parecía que conocía mis planes, el estaba hablando con Edward y Bella, dándoles comida y mapas para que no se perdieran. Cuando Jake estaba al lado mío metí las maletas en el asiento de atrás y corrí para entrar por el otro lado y pensé “es el amor quien nos hace hacer locuras, papá”. Edward viro el rostro a donde se suponía que yo estuviera y corrió cerca de su carro y detrás iba Bella, pero Jake había arrancado. Gracias a la presencia de mi abuelo mi padre no salía corriendo como un loco. Así que se metieron en el auto y arrancaron. Parecía una carrera de autos en vivo.
-¿Qué vamos hacer? –
-calma.-
-Estamos perdidos, están muy cerca.- dije preocupada.
-No nos van a alcanzar.-
-Jake, nos hagas algo loco que los puedas lastimar-dije asustada
-Mejor porque no te preocupas por nosotros, ellos son los inmortales.-me dijo y tenía razón, pero como quiera eran mis padres-No te preocupes, tengo cartas bajo la manga.- me beso la mano- No te asustes vida mía, todo va a salir, mejor de lo que esperamos-me lo dijo con una tranquilidad que me ponía mas asustada
Cuando estábamos parejos Bella le decía a Jake que parara o ellos iban hacer que parara. Pero Jake no les hizo caso. Siguió guiando más rápido que los pasamos, pero de repente Jake dio una vuelta y mis padres pararon, hasta que quedamos de frente. Salimos los cuatros de los carros. Ahí me di cuenta de que estábamos en la Push. Mis padres no podían pasar por el trato que hicieron.
-Lo siento mucho, pero ustedes me obligaron hacerlo.-dije yo
-No lo hagas, mi corazón. Los van a matar.-dijo Edward
-No nos van a matar, no te preocupes suegro-le dijo Jake- Yo la voy a proteger con mi vida.-
-Jacob, dile que los van a matar. Cuando la manada se entere que Renesmee es semi vampira, que es la niña que iban a matar, ambos van a morir-dijo Bella
-Bella ¿y a ti quién te dijo que se van a enterar de que estamos aquí?- dijo Jake.
-Vamos Jake, no tenemos tiempo. Tenemos que avanzar-dije sin mirar a mis padres
-Nos vemos después, para preparar la noche de solteros, Edward. Me han dicho que son muy buenos organizadores de esas cosas. Y después recomiéndenos un lugar para la luna de miel.-dijo Jake abrasándome
-Eres un perro pulgoso, callejero. Tú llegas a tocar a mi hija vas a ser perro disecado.-mi padre en ese momento daba miedo- Ustedes no pueden quedarse para siempre allá a dentro y cuando salgas te voy a convertir en perro caliente.-dijo mi padre
-Bueno, pues ve pensando el nombre para el negocio, suegrito. Ya que vas a tener todo el tiempo del mundo.- dijo Jake montándome en el auto
-Te voy a matar Jacob Black, si mi hija muere por tu culpa yo misma hare que no mueras para matarte con mis propias manos-dijo Bella tan enojada, que pensaba que iba a explotar
Estaba llorando, no podía creer que mis padres ahora me odiaban por estar con mi cachorro. No podía entender que si temían de que me mataran, porque no me ayudaban.