Agua para Elefantes

Loading...

Gracias..!

Gracias..!
Les quiero agradecer a todas las personas que leen mi historia. Me siento muy feliz de que sea de su agrado. Quiero disculparme por tardar en publicar, pero ahora no teng mucho tiempo. La escuela comenzó y me atraza en poder publicar. Espero que les agrade el curso que esta tomando la historia, cualquier duda u opinión dejen comentarios. Gracias!
Todos los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, la historia es mia y algunos personajes.

Amigososas

Chicas gracias por todo, ustedes fueron participe de mi decisión de ser este blog. Se lo agradezco mucho. Gracias por estar aquí, apoyándome. Son las mejores y espero hablar con ustedes pronto...

Personajes

Prologo

No lo soportaba más. Tenía muchos escalofríos. Mi conciencia no me dejaba en paz. Mi mano estaba sudando y no dejaba de llorar. Mi familia me había ocultado algo tan apreciado para mí. No podía soltar la carta. La leía una y otra vez. No dejaba de pensar en lo que tuvo que sufrir. No aguante más y la leí en voz alta, para poder imaginármelo a él escribiéndola.

Nessie:

Sé que te extrañaré y mucho. Extrañaré jugar contigo y contarte cuentos de mis antepasados. Extrañaré ir a buscarte en el claro para poder jugar a escondidas de tus padres ya que no me querían contigo sin ellos presentes. Con solo acordarme me da alegría y un fuerte dolor en el pecho, porque lo tengo vacio, ya que en unas de tus maletas debe de estar escondido mi corazón, esperando a que lo busques. Ya sé cómo se sentía tu madre cuando se fue Edward. Solo quiero que sepas que en esta carta quiero dejarte el poco amor que me queda, ya que tú te lo llevaste todo.

Siempre te amare, nunca lo dudes. Sé que me pase de la raya en pensar cosas que no tenía cuando eras pequeña y sé que me merecía todos insultos y golpes de tus padres y familia. Pero quiero que sepas que me pueden hacer lo que sea y nunca dejare de amarte y protegerte. Me puedes insultar, todo lo que quieras, pero te perdonaré. Siempre te esperare porque yo se que en cualquier momento tu saldrás corriendo por el bosque… conmigo. Cuando salga el sol me dolerá porque será otro día sin ti. Pero tendré que acostumbrarme a tu ausencia. Pero no será mucha la espera, porque espero que en cuanto leas esta carta te acuerdes de mi no como el amigo que siempre fui, si no como el hombre que te estuvo esperando todos estos años.

Te ama

Jacob Black

viernes, 26 de marzo de 2010

7.1 Explicaciones


Estaba aun enojada con lo que sucedió anoche, no podía creer que “Brenda” no se avergonzara del gran espectáculo que hizo ayer por la noche el cual fui participe. Seguir enojada era algo en vano, no tenía ninguna razón para hacerlo. Ya había pasado lo que tenía que pasar, pero con solo recordarla mi frente se arrugaba y mis manos apretaban el guía. Respire y note que ya estaba amaneciendo, así que me pare en una cafetería para comprar algo caliente para comer y algo exquisito para tomar, lo que llevábamos en el auto no nos servía en ese momento. Cuando compre el desayuno le eche gasolina al carro y busque un lugar tranquilo para comer y hablar de sus padrinos. Y para mi fortuna encontré un lugar bastante despejado. Eran el carril de un tren ya abandonados. Me baje y chequee que nadie estuviera cerca. Estaba solitario como era de esperarse, así que baje la comida para servirla. Antes de que fuera a despertar a Jake fui a guardar mi cartera en el auto y se cayó el guale que se abrió dejando volar algunos recibos de compras. Al arrodillarme para recogerla vi las fotos de recuerdos hermosos con mi familia. Cada foto tenía una historia y momentos los cuales me temo no volverán a pasar. Seguí viéndolas como si nunca las hubiera visto, algunas eran del tío Emmett haciendo bromas, otras eran de Alice y Jasper en la orilla de un de lagos de Maine, casi una de las ultimas era de mis abuelos, quienes son mis cómplices respecto a mi ida. Detrás de esa había una de mis padres conmigo, era uno de mis cumpleaños y Bella estaba de rodillas para estar de mi estatura y Edward tenía una mano en mi hombro y la otra en el hombro de mi madre. Seguí hasta que llegue a la más importante, donde se encontraba toda la familia reunida. Tantos recuerdos me desearon tener una de Jake conmigo.

Después volví en sí y la guarde en la cartera, cuando llegue el auto la tire y fui a levantar a Jake. Se veía tan relajado que me dio pena levantarlo. Había dormido más de ocho horas eso era obvio, pero habían sido las horas más duraderas que había pasado. El apenas se movía para acomodarse, ni siquiera se levantaba cuando el carro tambaleaba por causa de los hoyos de las carreteras. Abrí la puerta y comencé a darle palmadas en el pecho.

-Levántate, ya dormiste bastante.-le dije jalándole la camisa ya que dándole pequeñas palmadas no funcionaba.

-Ya, ya, ya me levante. – el detuvo mi mano, la agarro y junto con la de él la pego en su pecho donde podía sentir su corazón. -¿Podemos dormir un rato más?- cuando dijo aquellas palabras en plural lo mire asombrada pero aunque mi expresión decía no mi cuerpo decía que si.

-Perdón. Es que ya el desayuno está listo y no quiero que se enfríe.-

-Está bien.- se salió del auto y comenzó a estirarse.- ¿Cuántas horas dormí?-

-No sé, como 10 horas o menos.- mientras el terminaba su estiramiento caminé hacia donde se encontraba la comida. Cuando estábamos llagando escuche sus tripas como si fueran las mías. Lo mire casi riéndome y el solo apoyo su brazo en mis hombros.

-Sí que tienes hambre.-le dije aguantando su mano la cual colgaba en mi hombro y el empezó a reírse. El se sentó al frente de mí y yo le pase un jugo de china.

-Que rico se me hace agua la boca. Amor no te hubieras molestado, podíamos bajarnos en unos de esos quioscos.-me dijo metiéndose un gran canto de panecillo en la boca.

-Pero yo no cocine. Por cierto lo compre mientras dormías.- le explique, le eche una miradita y tenía cara de avergonzado.- Olvídalo, solo quiero que me expliques porque unos vampiros son tus padrinos.

-Bueno algún día tendrás que cocinarme.-

-Jake si no me explicas te dejo a pie y vuelvo con mis padres.-

-Ok, te voy a explicar.- cogió el vaso y tomo hasta que lo dejo a la mitad.- Es que cuando ellos llegaron le dijeron a mi abuelo Efraín que cuando naciera su primer nieto hombre ellos serian sus padrinos para cerrar el trato.-me quede un poco confundida

-¿Por qué no fueron padrinos de tu padre? -

-Es a él le fue quien salvaron, mi abuelo se imaginaba que mi padre quería agradecerle y por eso esperó a que mi padre tuviera su primer hijo. Cuando nació mi hermana ellos no podían creer que fuera una niña y le dijeron a mi padre que si no tenía un varón ellos podían ser padrino de otro licántropo o una de las chicas. En esos momentos mi madre estaba embarazada y no sabía si ere varón, ya que ella quería que fuera sorpresa y yo fui la salvación de mi padre. Cuando me bautizaron dice mi padre que el aire dio muy fuerte y cayeron hojas y flores de los arboles en pleno verano. Cuando me lo dijo me avergoncé.-

-¿Por qué eras la salvación de tu padre? –

-Además de poder agradecerle lo que hicieron por él, bueno mi padre estaba pensando en el futuro. Como en esos momentos el era licántropo pensaba que si en un día no volvía yo ya tenía a personas que me iban a proteger y nadie en la Push tienen padrinos vampiros. Aunque casi nadie habla de eso, solo mi padre y yo, y es solamente cuando llega un paquete de ellos. Puedo asegurarte que en la Push ese tema ha sido olvidado, será un milagro que unos de mis compañeros se recuerden.- hizo una pausa para tomar más jugo y siguió con el relato.

“Ellos me ayudaban económicamente con los gastos de la casa y los estudios. Me compraban casi todo, hasta que cumplí quince y les dije que yo podía cuidarme solo. Pero cada año me envía una carta con un cheque. Yo nunca he cogido ni una moneda de ese dinero, mi padre y yo lo guardamos para pagarle la mitad de los estudios a mi hermana y el dice que si se muere algún día ya sus hijos tienen dinero para defenderse. Pero me aseguró que yo iba e recibir más que mi hermana porque ese dinero es mío.- le di en el hombro al escuchar tales palabras que parecían de ser un ambicioso. – Ahh estoy bajo su custodia, si a mi padre le llega a pasar algo ellos son mis tutores legales.”

Aun en mi cabeza no podía creer que unos vampiros fueran amigos de licántropos y más ser padrinos de uno. Era algo ilógico y un poco fuera de las normas. Me imagino que ese tema estaba enterrado, algo bueno creo. Así el podría desaparecer conmigo con la ayuda de ellos. Trate de analizar y ordenar todo hasta que Jake empezó hablar.

-Hasta que un día yo le volví a preguntar a mi padre porque ellos querían ser mis padrinos. Porque yo me imaginaba que no era nada más por salvarlo cuando pequeño. El me miro y me dijo, “ellos son tus padrinos porque si tú llegas a meterte en problemas o yo no pueda ayudarte ellos sí. Ellos tienen la confianza de los más importantes de los vampiros.” Pero yo sé que mi padre quiere que cuando el falte me valla con ellos, no se pero lo veo en sus ojos cuando habla de esas cosas. Un día me dijo “tu estas solo Jake, porque tu hermana algún día encontrara su media naranja y tu también, pero será más difícil porque eres una persona especial”. Nunca pensé en enamorarme, pensaba recorrer el mundo. Aunque hubo noches que me quitaba el sueño, pensar en quedarme solo hacía que me estremeciera en la cama.-

-Te quitaste un peso de encima.-

Su relato me hizo entender muchas cosas. Eso hizo que mi curiosidad de conocerlos aumentaran. Jake era una especie de combinación en mi vida, todo lo que creía imposible él lo ha hecho posible. Mire como él se paraba a empezar a recoger pero casi no podía clasificar bien ya que veía borroso. Estaba parada y tuve que volver a sentarme.

-Ness, ¿Estás bien?- me pregunto aguantándome la espalda.

-Sí, solo tengo sueño nada más.-

Solo sentí su respiración, me aguante de su brazo para pararme. Cerraba y abría los ojos para poder aclarar las imágenes. Cuando iba a dar mi primer paso ya no sentía el suelo, eso me asusto, hasta que mi mano toco el cálido cuello de Jake. Acomode mi cabeza en su pecho, lo cual me relajo. Pero cuando me dejo en el auto sentí un gran escalofrió al ver que su cuerpo se alejaba del mío. Quise verlo pero rápidamente me quede dormida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario